martes, 26 de diciembre de 2017

1 año de campaña #PorunaleydeEducaciónSocial


Bueno, a pocos días de terminar el año 2017 toca hacer balance del año. O soy yo, o el 2017 ha pasado tan rápido que ni me he dado cuenta. Es cierto que ha sido un año de locos: graduación, mis primeras audiciones con la Banda Juvenil de la Escuela de Música de la Asociación Unión Musical de Benahadux (en verano y el pasado 15 de diciembre). Y sobre todo ha sido un año de lucha en la campaña impulsada por el Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales (CGCEES) donde muchas instituciones (Ayuntamientos, Diputaciones, Universidades), ciudadanas y ciudadanos, los distintos Colegios Profesionales de educadoras y Educadores y estudiantes de Educación Social nos hemos unido para pedir la regulación de la Educación Social como profesión y así luchar contra el intrusismo que aún persiste. Y ya se está trabajando con distintos grupos parlamentarios para trabajar  por esta regulación. 

La campaña #PorunaleydeEducaciónSocial aún continúa y os animo a que sigáis presentando solicitudes y animando a otras personas a presentarlas al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por medio de varias vías (de forma telemática, Delegaciones o Subdelegaciones de Gobierno...). Aquí os dejo una entrada antigua en el que explicaba el por qué debemos seguir luchando por una ley de Educación Social: https://reflexiones23a.blogspot.com.es/2017/03/por-que-hay-que-seguir-luchando.html.

Tengo que agradecer enormemente a todas las personas que conforman el CGCEES, a todas aquellas que forman parte de los Colegios Profesionales, aquellos grupos políticos que apoyaron las distintas mociones por la regulación de la Educación Social y a tod@s l@s compañer@s profesionales y estudiantes que presentaron su solicitud por el gran trabajo que estáis haciendo por esta lucha, que debe continuar en 2018.

Espero y deseo que para el año 2018, la Educación Social tenga el reconocimiento profesional que se merece y que sea valorada, no sólo a nivel de profesión, sino también a nivel social y que se promocione más la figura de la educadora y educador social por las organizaciones de distintos ámbitos en el que interviene la Educación Social. 

Os deseo a tod@s un feliz y próspero Año Nuevo !! 


domingo, 10 de diciembre de 2017

La Educación Social en Defensa de los Derechos Humanos


Tal día como hoy, en el año 1948 en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento con 30 artículos que recogen los Derechos Fundamentales para tod@s que deben ser respetados y aplicados en todos los países, pero, yo me pregunto, ¿Se aplican todos estos derechos en el mundo? Viendo la situación actual dudo muchísimo que se apliquen en todo el mundo, ni siquiera en los países denominados "desarrollados" o "primer mundo" no se aplican. 

¿Por qué digo que en los países del "primer mundo" o "desarrollados" no se aplican estos derechos? Por ejemplo por la inacción de los países europeos en la acogida de los refugiados que huyen de la guerra de Siria; y de hecho, ningún país de la UE ha alcanzado su compromiso de acogida. en dos años de plazo, ningún país miembro de la UE ha llegado a alcanzar los 45.000 refugiados, y en concreto en España, de los más de 17. 337 personas sólo ha acogido a 1.980 personas, un 11,4% de lo que se había pactado. Es un ejemplo clarísimo de vulneración de Derechos Humanos, sí, en una Europa que se supone que está avanzada y en la que se supone que se han superado barreras del pasado se vulneran derechos. Más concretamente los artículos 13.2 y 14.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dicen lo siguiente:

Artículo 13.

2. "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país."

Artículo 14.

1. "En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, en cualquier país."

Y lo más preocupante, son las actitudes xenófobas e islamófobas que se están incrementando en Europa que están creadas por discursos de grupos de ultraderecha en los que se basan en el miedo y odio. Para combatir estos discursos del miedo y del odio la mejor herramienta es la educación; concretamente la Educación Social, para que la sociedad entienda y valore la riqueza de la diversidad que hay dentro de ella y en la que el odio no tenga cabida dentro de una sociedad inclusiva y democrática que sabe respetar la diferencia y que admita que las diferencias forman parte de la forma de ser de dicha sociedad. 

Esto sólo es un ejemplo, hay más derechos sociales y económicos que tampoco se cumplen y se puede observar en los índices de pobreza y el nivel de desigualdad social que hay en los distintos países, entre ellos, como no, España.

Aún nos queda mucho por hacer para que se cumplan todos los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero con voluntad de tod@s podemos conseguir que se cumplan plenamente y hacer de este mundo mucho más justo socialmente. 



Eleanor Roosevelt, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (1947-1951) con la Declaración Universal de los Derechos Humanos 


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Navidades sin sexismo


Bueno, pues se acerca una época "entrañable" y muy fría, en sentido literal, puesto que hace mucho frío, que es la Navidad, y con ella miles de anuncios de juguetes en las televisiones que hacen que las niñas y niños estén deseando que llegue el día de Navidad o el día de los Reyes Magos para poder desenvolver los regalos y ver que se ha hecho realidad todo lo que han pedido.

Pero desde la perspectiva de género los anuncios no han cambiado mucho acerca de los tipos de juguetes que se anuncian, debido a que se repiten el mismo patrón (Rosa = niñas, Azul = niños; muñecas, cocinitas y todo lo relacionado con la belleza estética (secadores y peines de juguete, maquillaje, etc.) = niñas. Camiones, playmobil, superhéroes, coches, herramientas de juguete = niños; etc.). En ese aspecto, como sociedad seguimos anclados en una educación basada en roles de género, en donde aún, por desgracia, está mal visto que un niño juegue con una muñeca, que le de el biberón y le cambie los pañales y que una niña juegue con un camión o con un muñeco de acción.

El hecho de asumir plenamente los roles de género hace que rechacemos de pleno lo que se sale de la norma, y asumimos también que son conductas que se deben corregir. Pues ya va siendo hora de romper con todos los estereotipos sexistas y con ellos, los roles de género impuestos por un sistema heteropatriarcal. ¿Por qué todos los juguetes que están relacionados con el cuidado del hogar y de los bebés tienen que ser para las niñas y todos los juguetes que están relacionados con los coches, camiones o con el bricolaje para los niños? Pues Toy Planet ha roto todos los esquemas de los roles de género con su catálogo de juguetes.





La coeducación no sólo tiene que ser en las escuelas, sino también desde los medios de comunicación y desde las familias para que se entienda que el cuidado de los hijos y del hogar no tiene que ser una responsabilidad única y exclusivamente de mujeres, sino que también es una responsabilidad de los hombres, a esto se le llama corresponsabilidad, y que las mujeres también tenemos responsabilidades fuera del hogar, en nuestros puestos de trabajo y que en estos puestos de trabajo también las mujeres puedan tener las mismas oportunidades que los hombres de ascender y de que su salario sea el mismo que el de un hombre en un mismo puesto de trabajo. 

Por tanto, como sociedad, todavía nos queda mucho trabajo por hacer si de verdad queremos alcanzar la equidad de género y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres tenemos que empezar por cambiar nuestras actitudes machistas aún enraizadas en la sociedad.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Día Internacional para la Erradicación contra las Violencias Machistas: Las violencias invisibilizadas


Hoy, 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional por la Erradicación contra las violencias machistas. ¿Por qué lo digo en plural? Porque no hay sólo un tipo de violencia machista, sino que son muchas las violencias que se ejercen contra las mujeres: económica, psicológica, física, sexual, obstétrica, ginecológica, etc. 

Ah, pero, ¿existe las violencias obstétrica y ginecológica? Por supuesto, aunque no se hable mucho, es necesario hablar de estas violencias ya que está en juego la salud de las mujeres, tanto en el embarazo, como en la salud física. 

Este vídeo muestra claramente qué es la violencia obstétrica y sus consecuencias en el bienestar tanto de la madre como la del recién nacido. La violencia obstétrica es la apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres y los derechos más básicos de los recién nacidos. Este tipo de violencia apenas se habla, quedando como una de las más invisibilizadas y de las que apenas tenemos información junto con la violencia ginecológica. Este tipo de violencia también se produce en España un ejemplo está en este enlace de una noticia de 'El Confidencial': 





Dentro de la violencia ginecológica, es bien conocido el desconocimiento de enfermedades como la Endometriosis. Ya no sólo porque se ponga en duda en muchas ocasiones del fuerte dolor que sufren las mujeres que padecen esta enfermedad hasta el punto de que pueden producir náuseas y vómitos cada vez que viene el período, sino también por falta de investigación y de soluciones alternativas menos invasivas a la cirugía.

Es importante visibilizar todo tipo de violencias, no sólo las que se habla habitualmente, sino también de aquellas que apenas salen en los medios de comunicación, pero que existen y que suponen un grave perjuicio a la salud de las mujeres.

Todavía queda mucho trabajo por hacer desde todos los ámbitos de la sociedad. Entre tod@s podremos acabar con las violencias machistas. Pero para eso debemos ser conscientes de que aún estamos en un sistema heteropatriarcal, donde el machismo el mejor aliado de este sistema, aún sigue muy arraigado en toda la sociedad. 

Ojalá llegue el día en que no tengamos que conmemorar este día. 




viernes, 17 de noviembre de 2017

El Blog como una de las herramientas de la Educación Social


El otro día actualicé la lista de blogs sobre Educación Social y me di cuenta de las múltiples posibilidades que puede ofrecer el blog como uno de los medios de difusión y de construcción de la Educación Social mediante reflexiones de los propios profesionales. Aunque me falta algo... no sé... que las y los estudiantes se animen también a escribir un blog con reflexiones desde un punto de vista relacionado con las diferentes materias del Grado.

No me podría imaginar la de aportaciones que podrían hacer los estudiantes que se están formando para ser futuras educadoras y educadores sociales. Sé perfectamente que en los dos primeros cursos del Grado es muy difícil escribir una entrada de tal calibre, puesto que en primero y en segundo aún se sienten un poco perdidos, pero aun así, creo que se debería fomentar más este tipo de reflexiones. Considero que las reflexiones desde el punto de vista de las materias de la carrera como desde el punto de vista personal son fundamentales para poder transformar la realidad social. Parece que sólo estemos escribiendo una simple entrada de blog, pero hay que tener en cuenta de que estamos en Internet, un mundo interconectado dónde mucha gente puede leer las entradas y sacar conclusiones y seguir construyendo nuevas perspectivas de a realidad.

Obviamente mis entradas son un poco más personales, pero intento analizar las cosas desde la perspectiva de la educación social. También es cierto que me falta muy poco para terminar la carrera, pero eso no significa que en el momento en el que tenga el título acabe mi formación, al contrario, mi formación como educadora social debe ser necesariamente continua, puesto que la realidad es muy dinámica; por tanto, a nuevas situaciones requieren nuevos conocimientos, y a su vez, nuevas reflexiones para intentar comprender los constantes cambios que se nos avecinan actualmente. 

Por todo eso es necesario que los estudiantes de educación social participen en la construcción de la que será su futura profesión. Todos podemos aportar nuestro granito de arena, no sólo con publicaciones científicas, que también está muy bien, pero los blogs y las RRSS nos dan unas posibilidades, sobre todo de difusión, que jamás nos habíamos imaginado. Y ya no sólo de reflexiones, sino de experiencias también vividas en la propia carrera nos puede también ayudar en dicha construcción. 

Aunque sea a través de blogs o en RRSS me siento cada día más unida y más cerca de aquellas personas que en el futuro no muy lejano van a ser mis colegas de profesión y con las que puedo compartir opiniones, y por muy diferentes que sean encontrar un punto en común necesario. Así que animo a todos los estudiantes de educación social que publiquen sus reflexiones sobre la realidad en un blog.


domingo, 5 de noviembre de 2017

¿Por qué sigue siendo necesaria una Educación Social Feminista?


Últimamente están saliendo muchos casos de acoso y abuso sexual en Hollywood y siempre sale alguien que dice: "Bah, esto es un montaje, es una mentira para relanzar su carrera, etc..." Como si la víctima buscara un interés económico en denunciar dichos abusos. Pues no, las víctimas NO buscan un interés económico o profesional, lo que buscan es que esto no quede impune. 

Por desgracia es una muestra de que aún seguimos en una sociedad heteropatriarcal donde los abusos y las agresiones sexuales hacia las mujeres están a la orden del día. Día sí y día también conocemos casos, ya no sólo en el cine, sino en la mayoría de los sectores de la sociedad. Según el Ministerio del Interior, una mujer es violada en España cada 8 horas. Y en este año 42 mujeres fueron asesinadas por sus parejas. La violencia de género es una lacra contra la que debemos acabar desde muchos frentes, pero en uno de ellos hay que hacer un especial hincapié: en el de la educación.

Insisto, la coeducación no sólo se debe aplicar en la educación formal, no olvidemos la educación no formal e informal, sobre todo la última, ya  que los medios de comunicación, las familias y los grupos de iguales  transmiten unos mensajes y unos valores que pueden influir en la propia persona, eso que se llama socialización. Es importante incidir sobre todo en la socialización primaria y la transmisión de los valores de igualdad y respeto al individuo, no podemos obviar que la socialización primaria es donde la familia tiene un papel primordial en la transmisión de determinados valores, por lo que la educación en igualdad debe empezar primero en la casa. En cuanto a la socialización secundaria la coeducación debe continuar añadiendo más contenidos a la socialización primaria, por ejemplo: en la asignatura de Historia incluir personajes femeninos destacados que fueron determinantes en cada época, o en la asignatura de Literatura hablar de las que fueron llamadas "Las Sinsombrero" que fueron aquellas mujeres que pertenecían a la generación del 27 que nacieron entre los años 1898 y 1927, y que sin duda nos dejaron un legado de mucho valor en la literatura española que por desgracia no aparece en ningún libro de texto de Literatura. 



O también nombrar la contribución que hicieron las mujeres en diversos campos de las ciencias como Marie Curie (en física), Hipatia de Alejandría, María Gaetana Ignesi (en matemáticas)  o Janet Taylor (astronomía) entre otras tantas mujeres que por desgracia se han olvidado en los libros de texto.

Eso desde la perspectiva de la educación formal y escolar ( desde el curriculum). Desde una perspectiva social la sociedad aún no es consciente de que la violencia de género sigue muy presente, aunque no nos demos cuenta. No somos conscientes de que aún nos comportamos de manera machista cuando juzgamos a otra mujer por su forma de vestir o intentamos justificar las agresiones sexuales sólo por la forma de vestir. Sí, todo esto ocurre todavía, en pleno siglo XXI.

Ayer en un programa de la 1 de TVE, el columnista Salvador Sostres decía que "el acoso sexual es  subjetivo". Me pregunto ¿desde cuándo un tocamiento o un piropo sin consentimiento es subjetivo?. 

Por todo esto, sigue siendo necesaria una educación social feminista que haga ver a la sociedad la realidad en la que el machismo y la misoginia aún predominan en muchos ámbitos para que pueda haber un cambio en dicha realidad. 

Por cierto desde el 8 de noviembre hasta final de año las mujeres trabajan gratis, al menos en lo que ha dado ha conocer la Comisión Europea en cuanto a la brecha salarial. Por desgracia esto es un hecho demostrado por todas las instituciones y que se debe seguir luchando por lo más justo. 

Entonces, ¿Siguen preguntando por qué sigue siendo necesario el feminismo? 



miércoles, 25 de octubre de 2017

El sistema actual nos separa



Buenas noches, acabo de llegar de Almería capital a mi casa del Laboratorio de Ideas "Educar para la Transformar  organizado por EQUO Almería junto con la Vocalía del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Andalucía y ya estoy deseando escribir esta entrada.

En este post quiero destacar las intervenciones después de la exposición que ha hecho la educadora social Fabiola Chacón Benavente. En ellas se ha destacado la percepción o sensación de "hostilidad" entre educadoras y educadores y trabajadoras y trabajadores sociales en cuanto a sus respectivas funciones. Si bien puede que haya confusiones, lo que sí es cierto es que, como bien decía nuestro querido, ilustre profesor de Sociología (Políticas Sociales en el Grado de Educación Social de la Universidad de Almería) y Defensor Universitario Juan Sebastián Fernández Prados, todo esto viene del discurso neoliberal que antepone lo económico a las necesidades reales de la sociedad. A mí me gustaría añadir que este sistema no es que no haga nada para fomentar la percepción de unión entre ambas figuras, sino que es el propio sistema actual que intenta dividir y enfrentar para beneficiar la "competencia" y así favorecer la eficiencia económica en lugar de beneficiar el bienestar de las personas y la protección del Estado del Bienestar frente a los recortes y su desmantelamiento a favor de la privatización de los servicios más básicos que forman parte de él.

Es verdad, Educación Social NO es Trabajo Social, las educadoras y educadores sociales no pueden asumir funciones de las trabajadoras y trabajadores sociales, pero tampoco puede ser de forma viceversa, ya que de por sí, la existencia de la antigua Diplomatura (y actual Grado Universitario) nos permite certificar el acceso al ejercicio como educadora o educador social pero, tod@s suman, nadie resta, de ahí la necesaria existencia de los grupos interdisciplinares, para ayudarnos, no para pelearnos. Pero ojo, puede que la titulación sea relativamente joven (la Diplomatura de Educación Social se aprobó en el año 1991)pero la profesión ya existía, y hay que agradecer a tod@s l@s profesionales habilitad@s por crear el camino de la Educación Social, que no se nos olvide. Para más información podéis consultar el Libro Blanco del Título de Grado de Pedagogía y Educación Social de la Agencia Nacional de la Calidad y Acreditación (ANECA) (http://www.aneca.es/var/media/150392/libroblanco_pedagogia1_0305.pdf).

Pero el problema sigue estando presente: el intrusismo, para ello las educadoras y educadores sociales necesitamos que se delimite las funciones a nivel legal, por ello, seguimos luchando en pro de una Ley de Educación Social para un mayor reconocimiento de la profesión a nivel social. Hay que seguir luchando para que no sólo las y los profesionales de la educación social se impliquen, sino también la propia ciudadanía y las Universidades reclamen la necesidad de la figura en muchos ámbitos como, por ejemplo, en los centros educativos. 

Sí, hay que hacer política, porque como bien dijo Paulo Freire: "todo acto educativo es un acto político". O sea que todos los días hacemos política,todo es política; esto que estoy haciendo ahora mismo no es nada más y nada menos que política. Si no hacemos política ¿Cómo podemos defender la calidad de los Servicios Sociales públicos? ¿Cómo podemos defender nuestro trabajo o labor socioeducativa en los distintos ámbitos?




Sin hacer más extensiva esta entrada agradecer tanto a la Delegada territorial del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Andalucía, Fabiola Chacón Benavente como a Equo Almería por esta tan necesaria exposición y difusión de la Educación Social. 


La imagen puede contener: una o varias personas e interior   


lunes, 16 de octubre de 2017

Entradas Carnaval de Blogs CEESC



Como sabéis el pasado 2 de octubre fue el Día Internacional de la Educación Social y participé en el Carnaval de Blogs del Col·legi d'Educadores i Educadors Socials de Catalunya sobre los retos de la Educación Social en tiempos de la globalización.

Debo felicitar a todas las compañeras y compañeros educadoras/es sociales que han publicado unas entradas muy interesantes que dan mucho para reflexionar sobre el proceso de globalización y la Educación Social. 

También quiero agradecer desde aquí a las compañeras y compañeros del CEESC que me han permitido participar en el Carnaval de Blogs, que la verdad ha sido una gran experiencia personal, y que me replanteo repetir para el año que viene. Nunca me cansaré de escribir sobre la Educación Social, y ojalá nunca deje de escribir sobre la ES. 

Así que os dejo dos enlaces: una del blog del CEESC con todas las entradas del Carnaval de Blogs y otro de la página de Social.cat (Diario digital del tercer sector de Catalunya) donde se han publicado las reflexiones más destacadas de esta edición:






sábado, 14 de octubre de 2017

Visualizando mi futuro: El Servicio de Voluntariado Europeo


Ya he tomado este blog como si fuera una mezcla entre diario personal y reflexiones de la educación social. La verdad, no me cansaré nunca de escribir. Eso sí tengo ganas de vivir nuevas experiencias que me permitan abrir todavía más la mente, es decir, siempre me pregunto ¿Cómo será la realidad fuera de España? ¿Cómo es en realidad Europa? 

Ahora, a tan sólo 6 créditos para ser titulada en Educación Social y sin haber tenido experiencia ni haber tenido ninguna oportunidad de disfrutar de la beca Erasmus durante el grado, me estoy planteando realizar el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE). Creo que me vendrá bien, no sólo para descubrir nuevas experiencias y nuevas realidades, sino también enriquecerme a nivel cultural.

Personalmente, quiero que mi formación vaya más allá del ámbito académico y de la educación formal, quiero aprender nuevas culturas y ampliar horizontes personales, y eso sí, mejorar el nivel de inglés, aunque me vaya con el B1 y luego no me entere de nada, pero me podría adaptar de manera paulatina.

A veces no nos damos cuenta de las posibilidades que nos ofrece el mundo y la diversidad cultural; y de las limitaciones que hay en encerrarse en sí mismo. 

El Servicio de Voluntariado Europeo, que se encuentra dentro del programa Erasmus +,  creo que me aportará mucho más de manera personal, aunque también de cara a mi futuro profesional. Entiendo que la experiencia profesional siempre es un elemento a tener en cuenta a la hora de contratar, pero, ¿y este tipo de experiencias personales? 

Tengo que hacer una pequeña confesión muy personal: me horrorizan los aviones, pero no creo que sea el único medio de transporte con el que me pueda permitir irme a esta aventura (véase el tren, por ejemplo). 

Creo que iniciar esta aventura sería un gran paso personal, porque sería un gran paso para mi crecimiento personal y cultural. Creo que toda persona joven debe tener esta experiencia para conocer el mundo y su gran diversidad. 

jueves, 12 de octubre de 2017

Orgullo de profesión: Educación Social



Estos días sólo oigo "orgullo", "patria" y frases muy relacionadas con el sentimiento nacionalista, que personalmente es bastante peligroso, porque para ciertas personas, si no sientes lo mismo que ellas eres un antipatriota, odias a tu país o te rechazan "invitándote" a que te vayas a otro país. 

Y yo me pregunto, ¿para qué sirve ese sentimiento patriótico si luego rechazas a cualquier persona que viva en el mismo país pero piensa diferente? Esa es la parte más peligrosa de los sentimientos nacionalistas, que en lugar de analizar los acontecimientos de manera más sosegada lo hacen desde la pasión patriótica. Últimamente no somos conscientes de que estos sentimientos exacerbados lo único que hacen es crear más odio. Yo no tengo por qué ser una apasionada de la patria ni enarbolar los "símbolos" del país como si fuera algo obligatorio para que pueda vivir. 

Lo que he aprendido a lo largo de los cuatro años que he estado en el Grado de Educación Social ha sido el hecho de reflexionar y cuestionar lo que ocurre alrededor de mi persona y de lo que ocurre a nivel global. Y con todo el respeto, creo que estos sentimientos patrióticos no tiene sentido en un mundo cada vez más globalizado e interconectado en el que las fronteras están perdiendo el sentido. Yo estoy orgullosa de estudiar el grado de Educación Social (aunque ya sólo me falta el TFG y el B1 para titularme, cosas del Espacio Europeo de Educación Superior) y también me siento orgullosa de la diversidad que se muestra no sólo a nivel global sino a nivel local, que se muestre que cada persona puede ser, pensar y sentir de manera diferente. 

Pensar por mí misma me ha hecho más libre; el hecho de no tener que seguir dogmas ni un pensamiento único y generalizado me ha permitido abrir mucho más la mente siendo consciente de los cambios "glocales" que se están produciendo en el siglo XXI. 

De lo que realmente esto orgullosa es de aquellas compañeras y compañeros educadoras y educadores sociales que trabajan cada día por generar esos cambios en la sociedad para que se produzca ese avance. No sé si llegare a trabajar en España, aunque ya lo veo muy difícil, pero me siento orgullosa de que muy pronto pueda decir: ya soy EDUCADORA SOCIAL. 

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie




miércoles, 4 de octubre de 2017

La política necesita más Educación Social


Entendimiento, diálogo, acuerdo, pacto, consenso, comunicación, escucha activa, empatía, respeto, concordia... palabras que se necesitan ahora más que nunca en estos momentos en los que estamos atravesando. 

Muchas personas no entienden como en una democracia puede imperar los insultos, golpes,violencia, amenazas, coacciones... Está claro que lo que nos hace falta son valores que no sólo permitan escucharse entre las partes, sino que ambas puedan llegar a un acuerdo en beneficio de todas y todos. 

Hay maneras de resolver los conflictos, pero está claro que la violencia nos lleva a un callejón sin salida. Personalmente, me doy cuenta, a medida que pasan los días, que la política en nuestro país necesita mucha más Educación Social, necesita impregnarse de los valores democráticos y utilizar vías que permitan ese entendimiento que todo el mundo quiere que haya. 

La única solución que veo posible al conflicto es que ambas partes cojan aire, suspiren y digan que están dispuestos a dar la cara, sentarse y debatir o dialogar para ver las soluciones y alternativas que puedan darle fin. Y que ambas partes se pongan en el lugar del otro para que lleguen a esa solución, y que dicha solución no sea lo bastante perjudicial para todas y todos. 

Cada persona tiene derecho a tener su ideología (siempre y cuando no esté fundamentada en odio y rechazo) y tiene derecho a ser respetado. Lo que he visto en los medios de comunicación no es más que escenas violentas en manifestaciones y me he hecho la siguiente pregunta: ¿De verdad las manifestaciones son tan violentas como nos quieren hacer ver? Pues no, afortunadamente he encontrado fotos de personas con ideologías diferentes juntas (independentistas y no independentistas) en la huelga general que se convocó en Catalunya en repulsa por la actuación policial y me sentí orgullosa de que se pudiera mostrar también estas imágenes. No me cabe duda de que la mayoría de catalanes son pacíficos y la mayoría de españoles también lo son. Sigo creyendo en que la solución está en el diálogo, hay esperanza para ello, me niego a pensar que la única solución sea gritando e insultando unos a otros.

Creo que la política necesita más Educación Social y viceversa. 

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, multitud, sombrero y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y exterior

lunes, 2 de octubre de 2017

Los retos de la educación social en tiempos de la globalización





La globalización es un conjunto de procesos que han transformado la manera de vivir de los seres humanos al planeta. El origen de la globalización está en dos factores relevantes: la mejora de las comunicaciones (y, en concreto la aparición de la “red”, internet) y la mejora del transporte. Estos dos factores han roto las dimensiones de espacio y tiempo presentes al planeta y han tenido y están teniendo importantes repercusiones en los ámbitos económicos, políticos, ecológicos, culturales,…
En un mundo dominado por un capitalismo voraz que busca maximizar los beneficios y que ve cualquier barrera o intento de control por parte de los estados como un inconveniente para hacer negocio, la mejora de las comunicaciones y del transporte ha permitido aquello que denominan deslocalizar la producción y abaratar los costes laborales para las grandes corporaciones industriales y de servicios.
Al mismo tiempo cada día somos más conscientes que vivimos en esa “aldea global” y que aquello que sucede en un lugar del planeta tiene repercusión en el resto. La contaminación, los accidentes nucleares, la deforestación no sólo afectan en aquella región del planeta donde se producen. Somos cada día más conscientes de que todos los seres humanos vamos a la misma barca.
La globalización es una realidad de la cual difícilmente podemos huir pero sí que hay muchas maneras de abordarla.
Los llamados movimientos antiglobalización luchan por una globalización que tenga en cuenta las personas y no las deje en manos de las grandes corporaciones industriales, de la selva del libre mercado que han propiciado las corrientes neoliberales. Reclamamos “otro mundo donde quepan todos los mundos”.
Y la globalización tiene otra vertiente no menos importante y es la globalización cultural. Y esta globalización cultural tiene ciertos aspectos positivos. Nunca en la historia habíamos podido acceder con tanta facilidad a manifestaciones culturales otros continentes. Ahora podemos escuchar música generada países muy lejos de nuestro entorno, o comer cocina tradicional de culturas muy alejadas de las nuestras. Este conocimiento de otras formas culturales, aunque muchas veces se produce de manera muy estereotipada, es enriquecedor y favorecedor de la tolerancia. Pero esta globalización cultural tiene también aspectos negativos en un mundo capitalista como el que vivimos: una tendencia general a mercantilizar los productos culturales a lo largo del planeta. El problema es que no todas las culturas disponen de la misma capacidad económica para mostrarse al mundo, y esto implica que las manifestaciones culturales de aquellos países con más poder económico extienden sus modelos culturales por el planeta. Alguien decía que la cultura común que tenemos todos los habitantes del mundo son las series americanas o sus grandes producciones cinematográficas.

¿Cuáles son los retos de la educación social frente a esta globalización?
En la entrada del Carnaval de blogs del año pasado afirmaba que las acciones desde la educación social serán positivas para las personas cuando las ayudan a comprender el mundo, cuando las ayudan a empoderarse. La educación, como decía Freire, no cambia el mundo, cambia las personas que cambiarán el mundo. La educación social será garante de los derechos de la ciudadanía si promueve en las personas la capacidad para luchar por sus derechos, y para contribuir a una sociedad más justa.
Por lo tanto, la educación social tiene que ayudar a las personas a abordar la globalización desde una perspectiva crítica. Y esto quiere decir poner a las personas en la situación de cuestionar las corrientes neoliberales de pensamiento que se han instalado de manera sutil en nuestras vidas.
Pero, por otro lado, la educación social tiene que aprovechar esta globalización para poner en contacto a las personas con otras formas culturales que desde otros lugares del mundo promueven valores de solidaridad y de construcción de una sociedad más justa. Conocer, por ejemplo, las reflexiones de los y de las zapatistas, del movimiento kurdo o mapuche, es posible hoy también gracias a la globalización y esto supone un enriquecimiento para todos y todas nosotros habitantes de un mundo occidental que tiene que aprender mucho de estos movimientos.
Y en esta línea quiero mostrar un cuento, que me parece precioso, del movimiento zapatista, del Subcomandante Marcos, que seguro que no habría podido conocer sin ese contacto:
Según nuestra tradición cultural, el mundo fue creado por varios dioses. Unos dioses muy bailadores, muy reventadores -también decimos-, que no lo hicieron cabal. Dejaron cosas pendientes, o cosas que se hicieron mal.
Una de ellas fue que no hicieron a los hombres y mujeres cabales todos, es decir, de buen corazón. Sinó que se les salió por ahí algun gobernador, o algún presidente del país, que salió con el alma mala y con el corazón chueco.
Cuando se dieron cuenta los dioses de esta injusticia, de que había hombres y mujeres que estaban viviendo a costa de los demás, quisieron ayudar algo a los hombres y mujeres del maíz, a los pueblos indios de este país.
Y para ayudarlos les quitaron una palabra: les quitaron el yo. En los pueblos indígenas, en los de raíces mayas y en muchos pueblos de este país, la palabra yo no existe. En su lugar se usa el nosotros.
En nuestras lenguas mayas es el tic. Esa terminación de tic, que menciona al colectivo o a la colectividad, se repite una y otra vez. Y no aparece por ningún lado el yo.
(Palabras en tzotzil) “Nosotros no tememos morir luchando" decimos nosotros. Nunca hablamos en singular. El tic que se repite una y otra vez en nuestras lenguas, viene a ser como el tic-tac de ese reloj que nosotros queremos llegar, para ser parte de este país, sin ser una verguenza para él, una afrenta o un motivo de burla o de limosna. 23 de octubre 2006. Hermosillo. Sonora. SEGÚN CUENTAN NUESTROS ANTIGUOS, Relatos de los pueblos indios durante la otra campaña
Y para acabar, otra frase del mismo libro que dicen Ofelia, Doña Rosario y Doña Helena en el cuento “Un puente femenino en la cultura de abajo" “La tierra peligra y nos llama, los mayores, los ancianos, los equilibradores de las fuerzas del mundo, se van más allá, y nuestras lengua y cultura se mueren con nuestra tierra. Hay que hacernos fuertes con quienes son como nuestro corazón, aunque otros”.
Y a esto, también esa “otra globalización” nos puede ayudar.

Carles Monclús

Profesor del CF de Grado Superior de Animación Sociocultural en el IES Jordi de Sant Jordi de Valencia y del Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valencia

domingo, 10 de septiembre de 2017

Educación Social vs bromas machistas


Viendo las "bromistas" de carácter sexista y machista que se mostraron en Canal Sur (recordemos, televisión PÚBLICA, pagada por todas las andaluzas y andaluces)  me estoy replanteando realizar mi Trabajo de Fin de Grado sobre el machismo y sexismo en los medios de comunicación (sobre todo en la televisión) y su evolución en los últimos años. 

En un país, donde cada 8 horas una mujer es violada (según datos del Ministerio del Interior) no se pude permitir que en una televisión pública un presentados corte la falda a la compañera o se la levante delante de la audiencia andaluza y que encima de todo  nos riamos como si fuera algo gracioso. Pues no, no es una actitud normal, es una actitud machista que está muy normalizada, que por desgracia sólo hace crear una imagen de mujer objeto sexual sólo para captar la audiencia. 

No, señores, no todo vale para la audiencia, ni siquiera una broma pactada que sólo nos perjudica y nos humilla a todas las mujeres. Personalmente, nunca me he sentido tan avergonzada y humillada de esta forma, no sólo como mujer, sino como andaluza, porque señores de la RTVA y de Canal Sur ¿Qué imagen pretenden dar a toda España de las andaluzas y andaluces? Y me preocupa este tema, porque, como casi Educadora Social,  quiero y pretendo cambiar esas actitudes normalizadas, porque la Educación Social es generadora de cambios sociales, y claro está que son cambios pequeños, pero por algo se puede empezar, y empezaría por estas actitudes que de humor no tiene nada.

Antes, la programación de Canal Sur tenía una oferta amplia con programas culturales entre otros como "El Público Lee" o de participación ciudadana como "Pido la Palabra", eso SÍ es realizar un servicio público para la ciudadanía. No cuesta tanto mejorar la programación actual que sólo promueve una imagen zafia y casposa de Andalucía. Una TV pública al servicio de la ciudadanía debe ser moderna y adaptada para el público de todas las edades, no como ahora, que la oferta de programación actual de Canal Sur precisamente para la juventud no está pensada.


Los medios de comunicación transmiten determinados mensajes e imágenes de una sociedad que aún sigue normalizando estas actitudes y que no se da cuenta ni se percata de que el machismo aún existe. Pues para eso está la Educación Social, para cambiar las actitudes discriminatorias en favor de una sociedad que apuesta por la igualdad de género. 

Queda un largo camino por recorrer para conseguir la igualdad plena, claro que hemos conseguido muchas cosas, pero debemos ser conscientes de que todavía se siguen viendo normales actitudes discriminatorias, de ahí a que no nos demos cuenta de ello. 





domingo, 3 de septiembre de 2017

Somos Mujeres, NO objetos sexuales



Pues sí otra entrada a la que se la dedico a una persona que habla desde la más absoluta ignorancia. Hoy nos hemos despertado con una entrevista a Javier Marías en el diario El País en el que contestaba a algunas preguntas del siguiente modo:


Lleva 23 años escribiendo columnas, 15 de ellos en El País Semanal, ¿ha notado un aumento de la intolerancia? Sí, ya lo creo. Sobre todo en los últimos años. Tengo un artículo pendiente que además caería fatal también, que lo tendría que titular algo así como "El triunfo de las monjas". las monjas de toda la vida están triunfando ahora, bajo otro disfraz, pero con los mismos objetivos: que no haya besos, que no haya escotes, que no haya minifaldas. Mire, no, bajo la apariencia de buenas causas se reprime como en tiempos de Franco. Pues si llamo a las monjas a las que propugnan todo esto...

¿y las feministas? Si, las feministas y yo qué sé... El otro día leí "Ya no habrá besos en las carreras ciclistas". Y la federación de golf  de EEUU prohíbe las faldas cortas a las jugadoras... Me dejó atónito. Vamos a ver, las feministas han luchado durante décadas por vestir como les da la gana. Y las sufragistas querían descubrir el tobillo. Y ahora resulta que, por otros motivos, no puede usted llevar minifalda ¡Déjeme en paz! 


Está claro, Sr. Marías que las feministas han luchado durante toda la historia del feminismo por la libertad de la mujer, pero por si usted no se ha percatado, aún estamos ante un sistema heteropatriarcal que perpetua la cultura de la violación. Usted nunca ha tenido que andar por la noche con miedo a que una persona desconocida le agreda sexualmente o no le molesta que utilicen a la mujer como un objeto sexual de escaparate para el deleite de los hombres tanto en los podios de las carreras ciclistas como en anuncios en los que se utiliza el cuerpo de la mujer como un objeto de reclamo y deseo sólo para vender un simple producto. Tampoco tiene que aguantar piropos de desconocidos sin venir a cuento por la calle. 

El verdadero problema es la falta de educación en valores como la igualdad y el respeto, porque , Sr. Marías, las mujeres nos podemos vestir como nos dé la gana sí, pero NO para complacer a los hombres, sino para nosotras mismas, y si hay algún problema no es de las feministas, sino de aquellos hombres que sólo nos ven como un objeto de placer para ellos. 

La solución para todo esto, más educación social para reforzar los valores que propugna el feminismo, para que la sociedad pueda llegar a entender de que las mujeres somos PERSONAS y no objetos de exposición. Personalmente, me alegra mucho de que hayan quitado las azafatas de los podios, ¿por qué tienen que ser siempre mujeres a las que tienen que utilizar como un florero al lado de los ganadores? En cuanto a las minifaldas en el golf, le lanzo un par de preguntas que espero que sirvan para reflexionar ¿no ha pensado usted que a esas chicas les obliga a vestir así para captar la atención de la audiencia de dichos torneos? ¿Eso es libertad? ¿Por qué las chicas no pueden vestir igual que los chicos en los torneos de golf por cuestión de comodidad? ¿Le ha preguntado a las chicas si se sienten cómodas al jugar al golf con una minifalda? 

Por último, le digo Sr. Marías que las feministas exigimos que no traten a las mujeres como un mero objeto sexual, porque simplemente NO lo somos, somos PERSONAS, por lo que merecemos respeto. 



 

jueves, 31 de agosto de 2017

La participación juvenil, una asignatura pendiente


Esta entrada la quiero dedicar a la participación de los jóvenes en cuestiones políticas. Sí, he participado en varios debates sobre cuestiones como elecciones, feminismo, educación pública, etc. 

Lo que observo en los medios de comunicación cada vez que hay alguna tertulia sobre el sistema universitario, la FP, las becas o el desempleo juvenil, es que se tiene muy poco en cuenta la opinión de los jóvenes a las y los que les afectan dichas cuestiones. Yo me pregunto, ¿ Qué imagen de la juventud les interesa a los medios de comunicación difundir?  Todos los medios de comunicación coinciden en que los llamados "ni-nis" son los que no quieren ni estudiar ni trabajar; no se les ha ocurrido de que los "ni-nis" en gran parte son aquellos jóvenes que aún habiendo acabado los estudios no encuentran empleo y no tienen recursos suficientes como para continuar estudiando. 

Tenemos un gran problema, ya no sólo en el desempleo juvenil, sino ya en la participación de la juventud en la vida pública y política del país. El empleo juvenil que se genera actualmente es realmente precario y sobre todo temporal, en el que los sueldos no llegan ni para que las y los jóvenes e puedan emancipar y tengan que estar hasta los 30 o más años en casa de sus padres. 

En las medidas educativas ya directamente es que no tienen en cuenta la voz de los estudiantes, un ejemplo claro es el Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) que ni tan siquiera el Ministro se molestaba en presentarse (y mira que convocaba él mismo al pleno). 

Muchos creen que los jóvenes sólo sabemos salir de fiesta y beber hasta tener una resaca del carajo que ni podemos levantarnos. Pues NO. Muchos jóvenes se esfuerzan para sacar adelante su vida y su familia a pesar de las dificultades o tratan de mejorar el mundo a través de actividades comunitarias o del asociacionismo, esa cosa tan necesaria para que la voz de la juventud llegue a distintos ámbitos de una sociedad, que parece creer en la supuesta superficialidad de la juventud, cuando en realidad la propia sociedad es cada vez más superficial y menos empática (visto está en las actitudes xenófobas, racistas, machistas, LGTBIfóbicas, islamófobas, etc...) que lo que genera es incomprensión hacia la diversidad y por tanto, excluimos y generamos desigualdades. 

Personalmente, para mí potenciar la participación de la juventud ya no sólo en asuntos políticos sino también en asuntos sociales es empoderar a las y los jóvenes y permitirá que la propia juventud genera cambios sociales que regeneraría los valores de la sociedad actual y contribuiríamos a la justicia social. 

Para mí participar  va mucho más allá de votar cada cuatro años, es expresar una voluntad para cambiar en pequeños actos en el ámbito local que puedan contribuir a la generación de cambios globales, por ejemplo el voluntariado, actividades de concienciación y sensibilización de problemas ambientales y sociales, etc. 


Y para acabar me gustaría dejaros una pequeña muestra de mi participación en debates y tertulias de forma online. 


Debate Parlamento 31- Feminismo





Podcast Debate a fondo: La Educación Pública II ¿otro derecho amenazado? 


martes, 29 de agosto de 2017

Grandes Educadoras y Educadores Sociales, grandes personas



Una cosa tengo muy clara ahora mismo, que en el camino de la Educación Social te puedes encontrar no sólo grandes profesionales, sino también grandes compañeras y compañeras. Sí la etapa universitaria es muy bonita para algunos, desde luego para mí ni ha sido tan bonita ni ha sido nada fácil a nivel personal (obviamente no quiero decir el por qué, aunque algunos y algunas saben a lo que me refiero). La etapa universitaria pronto la apartaré tanto como si no hubiese existido, Aunque he conocido a grandes amigas y amigos en la Universidad (aunque se pueden contar con los dedos de una mano) sólo existió un período en el que en el año 2011 me equivoqué de carrera (Derecho) y que me di cuenta dos años más tarde que no era la carrera que me gustaba (un poco tarde la verdad). Pero bueno no quiero ser un rollo, porque todo esto sería un pequeño resumen de mi paso por la Universidad (en general desde que aprobé la selectividad en el año 2011). 

Aunque a muchos compañeros de profesión no he tenido la suerte de conocerlos en persona, sí que sé que esas compañeras y compañeros luchan cada día por el reconocimiento de la Educación Social. Como bien dice Howard Gardner: "Una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional". 

Muchas gracias a Xavier Puig por representar a la profesión en la manifestación del pasado sábado y demostrar el compromiso de la Educación Social con las personas y por la convivencia pacífica. Y también gracias a todas las compañeras y compañeros educadoras y educadores sociales que estoy conociendo, porque en gran parte me motiváis para seguir luchando y trabajando por la Educación Social.






domingo, 27 de agosto de 2017

¿Hispanofobia? ¿Qué me estás contando?


Ayer en la manifestación de Barcelona hubo algunas esteladas (que he de reconocer que no era un momento adecuado, pero es lo que tiene la libertad de expresión) y nuestro querido "periodista" (si es que lo podemos llamar así) Federico Jiménez Losantos dedica un artículo llamado "La Diada del terror: no a la islamofobia, sí a la hispanofobia". Voy a destacar algunos párrafos para no tener que difundir el artículo.

"Mucho miedo, poca vergüenza y ninguna dignidad: ese podría ser el balance de la I Diada del terror o la Diada del Terrorismo del año I de la independencia catalana, que, por otra parte, ha dejado nítidamente claro que ni Barcelona ni ciudad alguna golpeada por el terrorismo islamista necesita manifestaciones, porque la del islam contra Occidente es una guerra y las guerras ni se hacen con flores ni se ganan con pancartas". 

Otro que opina que estamos ante una guerra santa (recordemos que la Señora Isabel San Sebastián piensa que los "islamistas" quieren conquistarnos). Vamos a ver, en primer lugar la manifestación fue organizada no sólo para recordar a las víctimas, sino también para que vea DAESH que los ciudadanos no tenemos miedo ante el terror y sí le podemos hacer frente con pancartas y flores. Con la manifestación demostramos que el miedo y el terror han sido vencidos y que ningún acto terrorista puede dividirnos. La mejor arma para combatir el terrorismo no es una bomba o un fusil, sino la unidad pacífica y el hermanamiento entre las y los ciudadanos (sea de la religión que sea). Habría que aclararle a Señor Jiménez Losantos que no es lo mismo Yihadista que Islamista o musulmán. Estos tres términos son muy diferentes entre sí, le animo a que busque en google dichas diferencias, que tampoco es tan difícil de entenderlas. DAESH NO representa al Islam, sólo se refugia en una interpretación muy literal de algunos pasajes del Corán, aunque yo no me atrevo a entrar en este tema puesto que soy una ignorante total, pero sí tengo claro una cosa, el Islam NO está en contra de Occidente, a ver si lo tenemos claro de una vez. 

"No, no hacía falta ninguna manifestación contra el terrorismo. Y si la hubo fue para darles un alegrón a los terroristas, que pudieron comprobar la debilidad de España, y para que los golpistas del 1 de octubre entrenasen viendo lo mismo que mostraron a los islamistas: que España es el eslabón más débil de Occidente, de Daar al-Islam, de la tierra un día invadida por ellos y que están en camino de tomar otra vez. La operación no ha podido salirles mejor a los terroristas de hace una semana y a los golpistas de dentro de un mes. Enhorabuena a todos y a su road-manager Rajoy". 

En segundo lugar, ahora mismo España está más fuerte que nunca y más unida. No sólo se demostró ayer en Barcelona sino también después del atentado del 11-M. Precisamente, usted señor Jiménez Losantos está entrando en el mismo juego que los terroristas: llamar a la violencia y al terror; como  si eso fuese una solución factible contra el terrorismo.

Podría analizar más párrafos del artículo, pero con toda la sinceridad del mundo, me he cansado de leer las mayores barbaridades que sueltan algunos por pura ignorancia.

Pues sabe lo que le digo, que las manifestaciones pacíficas, el abrazo entre el Imán y el padre de Xavi y los chistes sobre el vídeo de DAESH amenazando con conquistar Al-Ándalus son las mejores armas para vencer al miedo y a la violencia. 


Y desde aquí grito: NO TINC POR!!!!! 

sábado, 26 de agosto de 2017

Lo que nos ha unido el humor, que no lo separe el terror


Horas después de que DAESH lanzara un vídeo en castellano amenazando con conquistar Al-Ándalus, muchos twitteros decidieron lanzar miles de memes y chistes sobre 'El Cordobés', la 'Tomasa' y del vídeo en sí. Y ayer Manu Sánchez compartió un vídeo que había grabado anteriormente para mandar un mensaje a DAESH sobre el valor del recuerdo de la época de esplandor de Al-Ándalus, poniendo en relieve el valor cultural que nos aportaron los andalusíes y que esos andalusíes nada tiene que ver con DAESH y sus amenazas. 

 

Algunos dicen que hay que tomarse en serio ese vídeo y esa amenaza. Pero yo quiero decirles una cosa: vivir con miedo es lo que pretenden los terroristas de DAESH, porque ya la misma palabra "terrorismo" lo dice. El humor es una de las armas más desmoralizadores que hay y un síntoma de inteligencia para poder afrontar las situaciones más difíciles. 

El miedo sólo consigue alimentar a los terroristas. Tenemos que seguir con nuestra vida, porque de nada sirve vivir con miedo o con tristeza siempre. El humor, personalmente, ha sido una forma de desahogarme de forma emocional tras los actos terroristas de Barcelona y Cambrils. Nadie pretende burlarse de las víctimas precisamente. Aquí las burlas en cuestión va dirigida a un vídeo que ya de por sí mismo no es nada serio. No es una amenaza que se pueda cumplir de manera segura. 

Entiendo que haya personas que no les haga gracia, pero todo hay que decirlo, el propio vídeo de por sí no es nada serio, teniendo en cuenta que las probabilidades de que puedan "reconquistar" Al-Ándalus son muy escasas, por lo que, ¿hay otra mejor forma de que nos lo tomemos que no sea el humor?. 

En este caso el vídeo de DAESH ha conseguido lo que nadie ha podido: unir a todo un país para reírse del mismo. Una cosa que, en mi opinión personal, ha sido asombroso. ha creado esa unidad que desde muchas instituciones han pedido. ¡Para que luego digan que el humor no une!

Así que, ¡lo que nos ha unido el humor, que no lo separe el terror!

viernes, 25 de agosto de 2017

Arcadi Espada y el desconocimiento


Bien, últimamente estoy a tope con mi blog, pero es que estoy leyendo disparates tales como el artículo de opinión de nuestro querido Arcadi Espada contestando a la carta de la compañera Raquel Rull. 

El artículo en cuestión se publico ayer en el diario 'El Mundo' bajo el título "Tan Buen muchacho" en el que suelta tales perlas como: "ni la educación solvente ni la integración social son garantía de nada" o "El educador social de nuestro tiempo se preocupa, y hace bien , de que no brote la islamofobia. Pero jamás les he oído explorar públicamente la trágica e indiscutible línea de continuidad entre gritar Allahu Akbar!, matar y matarse y la creencia en dios"  o donde voy a destacar también en negrita "El educador social no se atreve a incluir en su nutrida y tan correcta caja de herramientas la deslegitimación de la patraña religiosa , prologando así fuera de la familia y el grupo, en el espacio público, su devastador efecto reverencial. Y aún menos se atreve, en el concreto caso islamista , a quebrar su militancia en el relativismo y a proclamar la sacrílega evidencia, esto es, que el nombre y la esperanza de dios es tan letal en algunos templos que en otros". 

Desde aquí quiero hacerle llegar una pequeña reflexión al señor Arcadi Espada: 

Yo personalmente, suelo cuestionar la existencia de dios, independientemente de la religión que sea, pero yo no voy acusando a nadie de ser terrorista cuando en realidad no ha matado jamás a nadie. Tampoco me atrevo a interpretar un libro en el que desconozco personalmente, por pura ignorancia, pero sin embargo, esas personas de bien que creen en el islam, en el catolicismo, en el judaísmo o en el budismo las RESPETO. La educación social se basa sobre todo en la tolerancia y respeto a la diversidad, cosa contraria de lo que hacen las diferentes fobias (incluida la islamofobia), y también se preocupa de las actitudes extremistas que crean odio y dolor,. El Yihadismo no sólo siembra terror entre la población europea, también lo hace entre la propia comunidad musulmana. Cierto que no hay una fórmula mágica para acabar con el fanatismo, pero yo pregunto ¿Cuál es el mejor método posible para acabar con ese fanatismo? La religión es una cuestión personal de cada persona, y la gran mayoría de creyentes NO matarían en nombre de un dios, sólo lo hace una minoría cegada por el odio y resentimiento. Yo como educadora social no puedo obligar a nadie a que deje de creer a un dios, porque es algo que está relacionado con la propia voluntad de la persona. Las personas pueden creer o no y no es justo meter en el mismo saco a los creyentes que no han matado a nadie y que respetan con los terroristas. Es falso que no nos atrevamos con el caso del Yihadismo, pero haría falta una investigación más en profundidad para conocer los motivos a nivel antropológico y a nivel sociológico del fenómeno. 

Los creyentes no son iguales a los terroristas que se escudan en una religión y que la utilizan para matar inocentes. Personalmente creo que deberíamos analizar las religiones desde una perspectiva agnóstica para ver qué es lo que transmiten en lugar de juzgar desde el desconocimiento. 

Por cierto, creo que deberíamos empezar a diferenciar entre musulmanes, islamistas, árabes y yihadistas. Porque no son iguales, lo puede leer en este enlace: 


Mirella, ¿con ese nombre de Almería? No te lo crees ni tú


Sí, con ese tweet peculiar titulo esta entrada, porque la verdad me llamó mucho la atención.

Que una persona que no te conozca de nada te diga que por mi nombre no cree que sea almeriense es muy gracioso. Anda que no habrá más personas con mi nombre repartidas por toda España y que han nacido y crecido en distintos sitios. Si bien no conocéis el origen de mi nombre lo resumo yo por aquí:


Es de origen provenzal, proviene de la palabra Miréio (con norma mistral) o Mirelha (con norma clásica del occitano) que lo popularizó el poeta Fréderic Mistral, que según él mismo en sus memorias lo había oído de su madre y su abuela. El nombre de Mirella (con 'll' y con 'y' ) es la variante del nombre catalán Mireia (nombre muy habitual en Cataluña).

Tras esta muy breve explicación del origen de mi nombre, me gustaría reflexionar sobre una pregunta que me hicieron en mi publicación de la foto del Tweet en cuestión (la foto es esta): 



'¿Qué es ser almeriense?' Muy buena pregunta, porque en el tweet me dio la sensación de que hay gente que cree que para ser almeriense, granadino, sevillano, madrileño, etc. tienes que cumplir unos estereotipos o tener determinados nombres, porque si no, es que no eres de ese lugar. En mi opinión personal, es un pensamiento absurdo porque por ejemplo hasta hace nada de tiempo no sabía la riqueza del folclore almeriense (no sabía que se bailaban jotas en la provincia, o la variedad del traje típico de la provincia). Entonces, según estas personas,¿ por mi nombre ya no puedo ser almeriense? Claro que puedo serlo, tengo 23 y camino de los 24 años y he nacido, crecido, y ahora mismo estoy viviendo y estudiando en la provincia de Almería (a no ser que esté en una especie de Matrix o realidad paralela; o simplemente me haya fumado algo raro), dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía, mi nombre es una variante del nombre de Mireia ¿y? tampoco he bailado los bailes típicos ni me he puesto el traje típico de la provincia, por eso tampoco me hace meno almeriense que los que sí lo hacen. Si nos llevamos por los estereotipos tendremos una idea muy equivocada de las personas que viven en un lugar determinado; y eso no mejora la convivencia entre las personas que conforman el conjunto de la sociedad, al contrario, los estereotipos y los prejuicios sólo la dividen.  

Pero una cosa, he tenido suerte de haber nacido en Almería, así puedo disfrutar de su bello paisaje y de sus playas con sus aguas cristalinas en Cabo de Gata, ya que las tengo más cercanas. 

PD: La Virgen del Mar, aunque sea Patrona de la Ciudad de Almería, NO es de Almería. Ahí lo dejo

jueves, 24 de agosto de 2017

Mi apoyo a la Educadora Social Raquel Rull



Viendo algunos comentarios que culpabilizan a la Educadora Social Raquel Rull, quién escribió una carta sobre los terroristas del atentado de Barcelona con quiénes trabajó voy a hacer un pequeño inciso:

¿Qué culpa tendrá la educadora social si los chicos se radicalizan? ¿Acaso ha sido ella la que los ha convertido así? ¿No será la actitud de rechazo y odio hacia el Islam la que realmente está alimentando a DAESH y a los grupos terroristas relacionados? No precisamente ha sido la educadora social la que ha provocado esto, sino una sociedad con falta de valores basado en el respeto a la diversidad. 

Porque una sociedad que no respeta dicha diversidad, es una sociedad enferma carente de ética, ahí también se aprovecha la ultraderecha. La islamofobia alimenta a los terroristas porque para ellos es una justificación para matar a personas inocentes. Nadie puede matar en nombre de un dios ni decir que representa a toda una comunidad, porque en la realidad no es así. Los musulmanes son las primeras victimas que sufren las barbaries de DAESH, meterlos en el mismo saco que los terroristas es un gran error. 

Por eso, para combatir contra el terrorismo, lo mejor es la educación en valores que nos permita entender la realidad de los que sufren estos atentados,porque debemos ponernos en la misma situación de los refugiados que huyen del horror de las guerras en sus países. ¿A quién le gustaría que bombardeasen su país con sus familias y sus seres queridos atrapados entre escombros? Reflexionemos por favor. Reflexionemos también sobre la importancia de la labor diaria de las educadoras y educadores sociales para transformar la realidad. 

Ahora más que nunca necesitamos más educación social, precisamente para intentar combatir cualquier proceso de radicalización que lleve a generar más violencia; los educadores sociales no somos magos, no podemos hacer desaparecer tan fácilmente las acitutdes radicales de la noche a la mañana por arte de magia, es un proceso muy largo que requiere paciencia y una firme creencia en la reeducación. Precisamente el odio y el rechazo hacia los musulmanes es el alimento que hace funcionar a DAESH, ya que necesitan razones para justificar la barbarie que están cometiendo. 

NO es justo generalizar y acusar a toda la comunidad musulmana de permitir estos actos terroristas cuando los propios musulmanes son las primeras víctimas no sólo de DAESH sino también de la islamofobia (esa actitud que según Isabel San Sebastián "no existe").

A lo largo de estos años me he dado cuenta de que las religiones no son las que matan, son las personas que lo hacen según sus interpretaciones de los escritos. 

El proceso de radicalización, más que desde el punto de vista de la pasión que nos adueña en los días posteriores en los que se producen los atentados, se debe analizar desde el punto de vista antropológico y sociológico para averiguar cómo y por qué se produce este fenómeno dentro de un colectivo determinado. El comportamiento humano es más complejo de lo que pensamos, por lo que debemos tener cuidado con lo que decimos y afirmamos en caliente, porque podría ser que estemos ante premisas falsas que sólo perjudica a la lucha antiterrorista. por lo que antes de hacer una afirmación investiguemos para ver lo que pasa y la razón por la que se produce este fenómeno. 

Reitero mi total apoyo a la educadora social Raquel Rull y comprendo el dolor y la frustación que debe sentir ahora mismo al ver que los chicos con los que trabajó hayan acabado por matar a personas inocentes. 

sábado, 19 de agosto de 2017

Educación Social frente al odio y al terror


Una vez más el terror vuelve a golpear a nuestro país. Esta vez ha sido en Barcelona y en Cambrils. 

El odio, el miedo y el rechazo hacia los musulmanes no sirve nada más que para alimentar a los verdugos de DAESH, por el que justifican sus matanzas en el rechazo y en el odio hacia el Islam y que matan en nombre de su dios, Alá. El 80% de las víctimas de los atentados de DAESH en el mundo son musulmanes. Los musulmanes son las primeras víctimas de las barbaries de este grupo terrorista. No sólo basta con condenar públicamente los atentados y mostrar apoyo a las víctimas, hay que cortar de raíz los orígenes que han dado lugar a que se comentan estos actos terroristas. 

En primer lugar dejar de exportar armas, la acción militar jamás es la solución para acabar con el terrorismo, ya se ha visto en zonas como Iraq o Siria que ha agravado el problema. La exportación de armas es un problema añadido que sólo causa dolor y muerte. La financiación a diversos grupos relacionados con DAESH ha favorecido que estos terroristas sigan sembrando el terror entre los más indefensos. 

No debemos rechazar a los refugiados o a los musulmanes, magrebíes o marroquíes. No todos son así. DAESH sólo representa una ínfima parte de dicha comunidad y yo me atrevería a decir que ni siquiera son auténticos musulmanes. Aquellas personas que dicen que los musulmanes que no van a manifestaciones contra el terrorismo o que no condenan estos actos, pues les voy a decir a las personas que piensan así que están cegados por el odio que destilan en forma de discurso racista y populista. Esa cegera no es buena para nadie, ni siquiera para ellos mismos. El odio sólo genera más odio, y por tanto estaremos alimentando cada vez más la violencia y la exclusión de colectivos que no tienen culpa de que cuatro tarados dicn matar en nombre de un dios, como es el caso de los musulmanes. 

NO, los musulmanes no tienen por qué pedir perdón, porque no han hecho nada malo, es más, insisto en que la primera víctima de DAESH es la comunidad musulmana. La Islamofobia qu se respira estos días viene ocasionado en gran parte por el desconocimiento del Islam, si bien es cierto una persona tiene derecho a no creer o cuestionar la existencia de un dios siempre amparado por la libertad de expresión, no le da derecho a hacerse burla ni rechazar ni tachar a toda una comunidad de creyentes de terroristas, porque ya no sólo es un discurso populista y de carácter fascista, es un discurso del miedo al diferente, a la diversidad y por la cual es un reto muy importante de la Educación Social en el mundo actual. 

Para acabar con los discursos del odio, la Educación Social, en base a la prevención, debe mostrar y visibilizar aquellos colectivos que por diversas razones, fundamentalmente sociales, están excluídos. Debe mostrar la realidad de una sociedad que en los últimos tiempos está cambiando y hacer ver que es una sociedad diversa y hacer que la sociedad sea intercultural, es decir, que haya distintas interacciones entre diferentes culturas y ver la riqueza a nivel cultural y social de la diversidad.

Por último quiero decir a todas y a todos los almerienses que no tengáis miedo de salir y de disfrutar de la Feria y Fiestas de Almería estos días, porque el terrorismo no podrá acabar con nosotros, mostremos como somos ante la barbarie y el terror. no nos dejemos vencer por el miedo. 


Sin más, quiero mandar un saludo y un abrazo muy fuerte desde Almería a todas las víctimas y también a todas las educadoras y educadores sociales que trabajan en Barcelona y en Cataluña. 

No sólo somos Barcelona, también somos Siria, Irak, Afganistán, Kabul...

#TotsSomBarcelona #SolidaritatAmbBarcelona