domingo, 27 de agosto de 2017

¿Hispanofobia? ¿Qué me estás contando?


Ayer en la manifestación de Barcelona hubo algunas esteladas (que he de reconocer que no era un momento adecuado, pero es lo que tiene la libertad de expresión) y nuestro querido "periodista" (si es que lo podemos llamar así) Federico Jiménez Losantos dedica un artículo llamado "La Diada del terror: no a la islamofobia, sí a la hispanofobia". Voy a destacar algunos párrafos para no tener que difundir el artículo.

"Mucho miedo, poca vergüenza y ninguna dignidad: ese podría ser el balance de la I Diada del terror o la Diada del Terrorismo del año I de la independencia catalana, que, por otra parte, ha dejado nítidamente claro que ni Barcelona ni ciudad alguna golpeada por el terrorismo islamista necesita manifestaciones, porque la del islam contra Occidente es una guerra y las guerras ni se hacen con flores ni se ganan con pancartas". 

Otro que opina que estamos ante una guerra santa (recordemos que la Señora Isabel San Sebastián piensa que los "islamistas" quieren conquistarnos). Vamos a ver, en primer lugar la manifestación fue organizada no sólo para recordar a las víctimas, sino también para que vea DAESH que los ciudadanos no tenemos miedo ante el terror y sí le podemos hacer frente con pancartas y flores. Con la manifestación demostramos que el miedo y el terror han sido vencidos y que ningún acto terrorista puede dividirnos. La mejor arma para combatir el terrorismo no es una bomba o un fusil, sino la unidad pacífica y el hermanamiento entre las y los ciudadanos (sea de la religión que sea). Habría que aclararle a Señor Jiménez Losantos que no es lo mismo Yihadista que Islamista o musulmán. Estos tres términos son muy diferentes entre sí, le animo a que busque en google dichas diferencias, que tampoco es tan difícil de entenderlas. DAESH NO representa al Islam, sólo se refugia en una interpretación muy literal de algunos pasajes del Corán, aunque yo no me atrevo a entrar en este tema puesto que soy una ignorante total, pero sí tengo claro una cosa, el Islam NO está en contra de Occidente, a ver si lo tenemos claro de una vez. 

"No, no hacía falta ninguna manifestación contra el terrorismo. Y si la hubo fue para darles un alegrón a los terroristas, que pudieron comprobar la debilidad de España, y para que los golpistas del 1 de octubre entrenasen viendo lo mismo que mostraron a los islamistas: que España es el eslabón más débil de Occidente, de Daar al-Islam, de la tierra un día invadida por ellos y que están en camino de tomar otra vez. La operación no ha podido salirles mejor a los terroristas de hace una semana y a los golpistas de dentro de un mes. Enhorabuena a todos y a su road-manager Rajoy". 

En segundo lugar, ahora mismo España está más fuerte que nunca y más unida. No sólo se demostró ayer en Barcelona sino también después del atentado del 11-M. Precisamente, usted señor Jiménez Losantos está entrando en el mismo juego que los terroristas: llamar a la violencia y al terror; como  si eso fuese una solución factible contra el terrorismo.

Podría analizar más párrafos del artículo, pero con toda la sinceridad del mundo, me he cansado de leer las mayores barbaridades que sueltan algunos por pura ignorancia.

Pues sabe lo que le digo, que las manifestaciones pacíficas, el abrazo entre el Imán y el padre de Xavi y los chistes sobre el vídeo de DAESH amenazando con conquistar Al-Ándalus son las mejores armas para vencer al miedo y a la violencia. 


Y desde aquí grito: NO TINC POR!!!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario