viernes, 25 de agosto de 2017

Mirella, ¿con ese nombre de Almería? No te lo crees ni tú


Sí, con ese tweet peculiar titulo esta entrada, porque la verdad me llamó mucho la atención.

Que una persona que no te conozca de nada te diga que por mi nombre no cree que sea almeriense es muy gracioso. Anda que no habrá más personas con mi nombre repartidas por toda España y que han nacido y crecido en distintos sitios. Si bien no conocéis el origen de mi nombre lo resumo yo por aquí:


Es de origen provenzal, proviene de la palabra Miréio (con norma mistral) o Mirelha (con norma clásica del occitano) que lo popularizó el poeta Fréderic Mistral, que según él mismo en sus memorias lo había oído de su madre y su abuela. El nombre de Mirella (con 'll' y con 'y' ) es la variante del nombre catalán Mireia (nombre muy habitual en Cataluña).

Tras esta muy breve explicación del origen de mi nombre, me gustaría reflexionar sobre una pregunta que me hicieron en mi publicación de la foto del Tweet en cuestión (la foto es esta): 



'¿Qué es ser almeriense?' Muy buena pregunta, porque en el tweet me dio la sensación de que hay gente que cree que para ser almeriense, granadino, sevillano, madrileño, etc. tienes que cumplir unos estereotipos o tener determinados nombres, porque si no, es que no eres de ese lugar. En mi opinión personal, es un pensamiento absurdo porque por ejemplo hasta hace nada de tiempo no sabía la riqueza del folclore almeriense (no sabía que se bailaban jotas en la provincia, o la variedad del traje típico de la provincia). Entonces, según estas personas,¿ por mi nombre ya no puedo ser almeriense? Claro que puedo serlo, tengo 23 y camino de los 24 años y he nacido, crecido, y ahora mismo estoy viviendo y estudiando en la provincia de Almería (a no ser que esté en una especie de Matrix o realidad paralela; o simplemente me haya fumado algo raro), dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía, mi nombre es una variante del nombre de Mireia ¿y? tampoco he bailado los bailes típicos ni me he puesto el traje típico de la provincia, por eso tampoco me hace meno almeriense que los que sí lo hacen. Si nos llevamos por los estereotipos tendremos una idea muy equivocada de las personas que viven en un lugar determinado; y eso no mejora la convivencia entre las personas que conforman el conjunto de la sociedad, al contrario, los estereotipos y los prejuicios sólo la dividen.  

Pero una cosa, he tenido suerte de haber nacido en Almería, así puedo disfrutar de su bello paisaje y de sus playas con sus aguas cristalinas en Cabo de Gata, ya que las tengo más cercanas. 

PD: La Virgen del Mar, aunque sea Patrona de la Ciudad de Almería, NO es de Almería. Ahí lo dejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario