viernes, 1 de junio de 2018

La importancia de colegiarse


Por desgracia, oigo y leo comentarios en contra de los Colegios Profesionales ("es que no hacen nada"; es que siempre están los mismos en sus puestos de Junta de Gobierno"). Pues yo he comprobado en primera persona que esto NO es cierto.

Si queremos dignificar nuestra profesión hay que hacerlo bien. La Universidad me dio una lección muy buena: no hay que protestar o quejarse de cualquier manera, sino de una manera que permita la facilidad en comunicar los problemas cuando surgen (y no siempre es salir a las calles a movilizarse, que está bien pero sería útil si hubiésemos agotado todas las vías oportunas). Pues aquí más de lo mismo. Hay una tendencia al postureo de las quejas sobre los Colegios Profesionales que me pregunto: ¿Acaso saben las funciones de un Colegio Profesional? Antes de criticar pienso y creo que debemos informarnos bien sobre el funcionamiento de los Colegios porque el criticar algo desde el desconocimiento se ha convertido en el deporte nacional por excelencia. Así no se dignifica la profesión, todo lo contrario, echamos por tierra el trabajo de muchas compañeras y compañeros que participan activamente en los Colegios Profesionales de manera voluntaria (y sin cobrar). No somos conscientes de lo que hacen y del beneficio que nos llevamos de todo su trabajo, pero tengo la sensación de que mucha gente NO QUIERE ser consciente de ello. Pero sin embargo, estas personas se pueden beneficiar del trabajo de las compañeras y compañeros colegiados. Para mí estas personas son tóxicas, no aportan nada, se quejan todo el rato sobre la supuesta inexistencia de la actividad colegial sin tener en cuenta la realidad de la responsabilidad que tiene un cargo dentro del Colegio Profesional y ni se molestan en pedir toda la información necesaria para conocerlo. De quejarse todo el rato y el hecho de no participar en los Colegios Profesionales no aporta nada a la lucha por la profesión, es más, yo diría que todo lo contrario entorpecemos esa lucha.

Yo animo a todas las personas que se estén graduando estos días que se colegien y que luchen desde dentro para cambiar aquellas cosas que vean que no estén bien, porque ahora mismo nos está invadiendo el postureo de la queja sobre el Colegio Profesional que queda muy guay en redes sociales, pero que en la realidad se llama HIPOCRESÍA. 

Y sí, en cuanto tenga el título me colegiaré y participaré en todo lo que pueda para contribuir al trabajo que muchas compañeras y compañeros colegiados hacen por la profesión y les estoy enormemente  agradecida por la lucha que están haciendo por la Educación Social. 

sábado, 19 de mayo de 2018

¿Por qué tengo la sensación de que sobro en este país?



Tengo la extraña sensación de que yo, como persona joven sobro en este país. No es por nada, pero ni las actuales políticas de empleo juvenil, ni las políticas sociales y medidas para incentivar la participación de los jóvenes en este país están siendo efectivas. No hay más que ver el caso del Consejo de Juventud de Andalucía en estos últimos años. Es una pena que a los jóvenes se nos relegue o no nos escuchen lo suficiente para poder proponer medidas alternativas para acabar con la temporalidad y la precariedad del empleo juvenil. El propio Gobierno piensa que con las medidas actuales para incentivar el empleo juvenil está salvando a los jóvenes del desempleo y de la pobreza. Nada más lejos de la realidad lo que pasa actualmente es que tener un empleo no te garantiza de salir de la pobreza ni te da los suficientes recursos para la independencia económica. 

El mercado laboral exige a los nuev@s titulad@s una experiencia que no tienen, dificultando así el acceso a un puesto de trabajo y relegando a l@s jóvenes a puestos de becarios trabajando gratis y en condiciones pésimas y precarias. Much@s jóvenes investigadoras e investigadores se tienen que ir a otros países porque en este país investigar cada día es más difícil teniendo en cuenta los recortes brutales que sufren la I+D por parte del Gobierno.

No podemos acceder a un puesto de trabajo, no podemos acceder a una vivienda, en muchas ocasiones los jóvenes trabajan gratis como becarios... ¿Qué quieren de nosotr@s en una situación así? Mientras mucha gente piensa que los jóvenes somos afortunad@s porque vivimos mejor que nuestros padres o abuelos... Yo no sé que decir, en esta situación mucho me temo que nos ha tocado vivir peor que generaciones anteriores. Otros piensan que los llamados "ni-ni" españoles (los que según las personas que piensan que son los que no quieren trabajar ni estudiar) superan la media de la UE cuando no es así, sino que los ni-ni son los que no PUEDEN trabajar ni estudiar.

Me replanteo esta pregunta para reflexionar: si no nos dejan participar y tampoco escuchan las propuestas de los jóvenes en temas y asuntos que más nos afectan ¿no es normal que pensemos que los jóvenes sobramos en este país? 

sábado, 12 de mayo de 2018

La lucha por la Educación Social sigue


Como sabréis este fin de semana hay Asamblea del Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales, y entre otros puntos se encuentra la elección de una nueva Junta de Gobierno del Consejo. Esta entrada se la dedico tanto a la junta saliente, como a la nueva junta y a tod@s aquell@s colegiados estén o no en las juntas de gobierno de los Colegios Profesionales que cada día ponen su granito de arena y su esfuerzo en seguir construyendo y luchando por la profesión por la que tanto amo. Mucha gente dice que los Colegios Profesionales no hacen nada con el intrusismo o que están ahí por los sillones y que no hacen nada... Pero es no es cierto. Si entre los profesionales se hacen piña dentro de los Colegios Profesionales se puede luchar por la Educación Social frente a las Administraciones Públicas y entidades privadas y luchar por un DERECHO de la ciudadanía que debe estar garantizado por l@s educadoras y educadores sociales sean titulad@s o habilitad@s. Pues eso se hace tanto en los Colegios Profesionales en cada territorio como en el Consejo General a nivel nacional. No somos conscientes de que colegiarse implica mucho más que tener un carnet con el número de colegiación; implica muchas responsabilidades (más de las que pensamos). Por eso es tan importante colegiarse. 

Desde este humilde blog agradezco a la Junta de Gobierno saliente del CGCEES encabezada por Xavier Puig Santulària. No les conozco en persona y no he tenido la suerte de hablar con ell@s, pero sé perfectamente que son grandes educadoras y educadores sociales y sobre todo, grandes personas que han luchado y han trabajado desde el Consejo a nivel nacional mediante convenios, reuniones, el Congreso Estatal del año 2016 celebrado en Sevilla... Yo pongo en valor todo eso, porque, aunque parezca que no, es mucho más trabajo de lo que pensamos (traslados, muchas reuniones con muchas entitades, Asambleas, comisiones, etc.). Yo estoy terminando la carrera y sí, ya tengo decidido colegiarme e implicarme todo lo que pueda en trabajar en la puesta en valor de la profesión desde el Colegio Profesional. Ahora mismo estoy con las redes sociales, pero lo que hago es algo muy insignificante que el trabajo de tod@s l@s colegiad@s y los miembros del CGCEES y de su Comité de Comunicación que están haciendo un trabajo espectacular con la difusión de todas las noticias relacionadas con la Educación Social.
(Junta saliente del CGCEES) 


         (Parte de la nueva Junta de Gobierno del CGCEES, presidida por Lourdes Menacho Vega, del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Andalucía)

Desde Almería, mi más sincera enhorabuena por todo el trabajo que han realizado y un gran abrazo a toda la junta saliente del CGCEES y otro gran abrazo y mi enhorabuena a la nueva junta. Tenéis  todo mi apoyo  y para lo que necesitéis estoy aquí y en las redes sociales, fuera de Almería, de momento, es muy poco probable :P    

martes, 1 de mayo de 2018

Contra el acoso escolar, más Educación Social



No sé si habréis sentido alguna vez que al entrar del insituto o del colegio todo tu mundo se derrumba como si fuera un castillo de naipes. No sé si alguna vez habéis sentido que al llegar del insituto a casa estuvieseis como en una especie de pesadilla en la que los propios compañeros te intimidan, se burlan e incluso llegan a amenazarte o agredirte físicamente si lo dices a los profesores y te sientes muy pequeña, indefensa y luego a legar a casa os ponéis a llorar y no os habéis atrevido a decírselo a vuestros padres por vergüenza o miedo; no sé si durante esa época habéis sacado malas notas en muchas asignaturas porque no os dejan estudiar o tienéis miedo de ir a clase. Pues ahora mismo, muchos jóvenes sufren acoso escolar por diversos motivos: por su orientación sexual, su identidad sexual y de género, su etnia, religión, por su discapacidad, físico, personalidad, etc.

El acoso escolar, a mi parecer no es un problema exclusivamente escolar, también es social; debido a una sociedad sin valores de respeto ni empatía. Una sociedad cada vez más competitiva para ver quién es el mejor en cada cosa, mirando cuáles son los cuerpos perfectos... y así podríamos seguir hasta mañana. Las familias y los medios de comunicación son responsables en gran parte de las conductas violentas que se producen en las escuelas e institutos. Aquí es donde veo la necesidad urgente de la Educación Social, en actuar acompañando al acosado/a y trabajando con el acosador para que su actitud no pueda repetirse, pero sobre todo, en prevenir las conductas violentas entre el alumnado, potenciar la empatía y fomentar el respeto entre e mismo. Esto es mucho más complejo que crear una asignatura específica, y es a largo plazo. Hay que seguir presionando a las Administraciones Públicas para reconocer e implantar la figura del Educador Social en todos los centros educativos a nivel nacional. Es cierto que hay comunidades autónomas en las que se reconoce la figura del Educador Social (Extremadura, Baleares, Castilla La Mancha y Andalucía) y otras que están empezando a implementarla (Canarias), pero queda mucho camino por andar en este tema. 

Aparte de la educación en valores en los centros educativos, desde las familias y en el ámbito no formal se debe fomentar los valores positivos que puedan reforzar una convivencia pacífica no sólo en las escuelas y en los institutos, sino también en la misma sociedad.






domingo, 29 de abril de 2018

¿Qué estamos haciendo con la educación sexual?


No sé si a alguien le pasa lo mismo que a mí pero, ¿No habéis notado que el sistema educativo está vacío de educación sexual y de educación emocional de verdad? Pues si, es cierto, hay mucho contenido teórico y técnico, pero no se habla ni de emociones ni de sentimientos y mucho menos de respeto y empatía. La gran culpa, por un lado la sociedad, puesto que relegamos de un lado la educación sexual como algo secundario o como un tema que se aborda sólo con charlas muy breves y en muchas ocasiones, puesto que esto lo he vivido en primera persona en el INSTITUTO, un momento para promocionar compresas y tampones de X marca (De hecho el material que me dieron sobre las compresas y la menstruación lo conservo) y se reducen mínimamente a charlas dirigidas a chicas, y en otras ocasiones las charlas todavía siguen dirigidas a chicas pero para decirles que se protejan ELLAS y para que ELLAS tengan cuidado a la hora de mantener relaciones sexuales si no quieren tener un embarazo no deseado o para evitar el contagio de una ETS o ITS. En estas charlas  dedican muy poco tiempo a los chicos para decirles que la protección no es exclusiva de las chicas, sino que ellos también se tienen que proteger; pero aparte de esto en estas "charlas" tampoco se habla del deseo o del consentimiento de ambas partes para mantener relaciones, ni les dicen que un NO es un NO; por otro lado, el hecho de delegar la educación sexual en casa a las películas porno hace difuminar la idea de las relaciones sexuales como aquellas que están basadas en el deseo de AMBAS personas. En algo estamos fallando como sociedad. En algo estamos fallando si creemos que la violación es culpa de la chica por ir "provocando" cuando en realidad ella se puede vestir como quiera. Pues con estas ideas no sólo se promueve la cultura de la violación sino también estamos coartando la libertad de las mujeres para vestirse o maquillarse cuando quieran. Se debe insistir en ese deseo que ambas partes tienen y dejar claro que anular la capacidad de decisión de una de las partes es ejercer la violencia y un poder de sometimiento.


Pues de esto no nos preocupamos, nos preocupamos más de la manera de vestir de una mujer que de educar en una sexualidad sana basada en el respeto y en el deseo de las personas. Y esto es muy triste, porque en vez de avanzar, retrocedemos años atrás. He visto mensajes grotescos de algunos usuarios de RRSS defendiendo a ultranza la sentencia y a la mal llamada "Manada" cuestionando y humillando a la víctima hasta tal punto de decir que "ella lo disfrutó". Necesitamos una asignatura de educación sexual que incida en el deseo de ambas partes para mantener relaciones sexuales y en la falta de consentimiento de una de las partes en una relación sexual como una forma de violencia y sometimiento. 

Es cierto, en las ciencias jurídicas hay diversas interpretaciones de las leyes, pero las ambigüedades en la propia ley puede llegar a ser un problema grave a la seguridad jurídica de la víctima. De ahí que, cada cierto tiempo hay que actualizar las leyes y también formar a los juristas en la perspectiva de género, porque mucho me temo que hay casos en los que las preguntas desde el Tribunal son tan absurdas como aquellas relacionadas con la vestimienta de la víctima o si "se abrió de piernas" o "cerró bien las piernas". Estas preguntas hacia las víctimas no proceden si se juzgan a los violadores.  

Muchas personas cuestionan a la víctima bien porque no se ponen en su lugar o bien porque hay una creencia, que por desgracia sigue en la sociedad, de que se lo merecía. Esto es para reflexionar entre todas y todos como sociedad en su conjunto.

Cada día pienso en la gran cantidad de trabajo que tienen las educadoras y educadores sociales en los centros educativos y en lo fundamental que son sus funciones dentro de ellos a la hora de prevenir y sensibilizar las violencias machistas. Es hora de reivindicar la Educación Social como un derecho de la ciudadanía que promueve el valor de respeto y la empatía en las futuras ciudadanas y elemento indispensable en los centros educativos. 


#YoSíTeCreoHermana #NOesNO #MeToo    


Resultado de imagen de yo sí te creo

Resultado de imagen de yo sí te creo


miércoles, 11 de abril de 2018

Publicación de una entrada del blog en el Boletín del Colexio de educadoras e educadores sociais de Galicia (@ceesg)


Cómo muchas y muchos ya sabréis, unas de las entradas del blog ha sido publicado en la sección de BloguES del Boletín del Colexio de Educadoras e Educadores Sociais de Galicia (concretamente en el que exponía mis dudas y mi reflexión sobre la asistencia sexual). Para mí es un orgullo que las compañeras y compañeros edus@s de Galicia hayan publicado mi entrada (tampoco mis entradas son para tirar cohetes, hay muchas compañeras y compañeros edusos que lo hacen infinitamente mejor que yo, dicho sea de paso). Mi más sincero agradecimiento por haberlo publicado y un saludo muy fuerte desde Almería (esa provincia casi arrinconada en el sur del que casi nadie se acuerda) a l@s compis de Galicia. Os dejo unas capturas y el enlace en castellano del Boletín del Ceesg 



   


¡¡Muchas gracias de corazón!!



lunes, 19 de marzo de 2018

Prisión Permanente Revisable ¿Sí o No?



Es un tema que actualmente está sujeto a debate, fundamentalmente, jurídico. Pero es un hecho de que la gran mayoría de juristas y catedráticos están en contra de la Prisión Permanente Revisable (de hecho 103 Catedráticos de Derecho Penal de las distintas universidades han firmado en contra de esta medida). También es un hecho de que nuestra propia Constitución establezca en el artículo 25, apartado segundo, que las penas privativas de libertad estén orientadas hacia la reinserción y reeducación del reo. Por lo que esta medida puede (aunque en esto debe pronunciarse el Tribunal Constitucional) vulnerar dicho artículo de la Constitución. Este es el principal foco de debate actualmente. 

Ahora bien, en este debate creo que se debe realizar con datos y de manera objetiva y no apelando a los sentimientos y emociones del momento, porque correríamos el riesgo de echar por tierra el trabajo que hacen muchos profesionales dentro de las prisiones y que poco se le reconocen. También correríamos el riesgo de pasar de un estado Social y de Derecho, donde impera la Ley a un Estado donde impera la venganza y el rencor y eso en democracia no tiene cabida alguna. Debemos apelar a la lógica y a la razón, pero también a la realidad; que de hecho los siguientes datos son de fuentes oficiales: 


- España es el tercer país de la Unión Europea con menor tasa de Criminalidad, por detrás de Portugal y Grecia. Año 2015, justo el mismo año en que se aprueba la Prisión Permanente Revisable. https://www.larazon.es/espana/espana-tercer-pais-europeo-con-la-tasa-de-criminalidad-mas-baja-FA10762632

- En 2016 la tasa de criminalidad es baja, la fuente proviene del Ministerio del Interior. El porcentaje es de un 43,2 delitos por cada 1.000 habitantes. En ese año, España es el segundo país con menor tasa de muertes violentas, sólo superada por Austria. http://www.dsn.gob.es/es/actualidad/sala-prensa/estad%C3%ADsticas-criminalidad-espa%C3%B1a-2016

- En 2017, la tasa de criminalidad se mantiene estable, a pesar de que el número de delitos sólo se incrementa en un 0'8% https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/la-tasa-de-criminalidad-en-espana-se-mantiene-estable-con-respecto-a-2016/10004-3342349 


Por lo que vemos en los datos no era necesaria la medida de la Prisión Permanente Revisable, de hecho los propios catedráticos lo afirman, y es más nos desmontan los mitos acerca del cumplimiento de las penas: https://www.eldiario.es/politica/delincuentes-reinsertarse-medidas-vigilancia-permanente_0_750675384.html 


Desde el punto de vista profesional, yo creo que debemos posicionarnos y la posición es en contra, ya no sólo por los motivos que indican los propios juristas y expertos en Derecho Penal, sino porque la Educación Social como profesión que promociona el cambio y la transformación social puede y sobre todo DEBE creer en la reinserción y reeducación. Si no se cree en esto, se pierde todo sentido. Yo si fuera educadora social en un centro penitenciario NO puedo ni debo negarme a trabajar en un proceso de reinserción de un asesino o un violador, por muy atroz que haya sido el delito que haya cometido, más que nada porque debo cumplir con un Código Deontológico y por propia ética. Y permitidme una duda ¿Cómo podemos asegurarnos si una persona no se puede reinsertar si no hay recursos suficientes o programas adecuados en las prisiones? Aquí dejo un estudio muy interesante que he encontrado:  http://www.institucionpenitenciaria.es/web/export/sites/default/datos/descargables/publicaciones/El_tratamiento_penitenciario_delincuentes_psicxpatas_Web_Premios_VK_2013.pdf 

Y dicho todo esto creo que las preguntas que nos deberíamos hacer son las siguientes:

- ¿Hay recursos suficientes para que se lleve a cabo la reinserción? 

- ¿Hay suficiente voluntad por parte del Estado en reinsertar a los presos? 

- ¿Los programas que se llevan a cabo son adecuados para rehabilitar y reinsertar a los presos? 


Resultado de imagen de prisión