miércoles, 12 de diciembre de 2018

Después del Grado ¿Qué hago?


Pues aún con el B1 todavía pendiente me sigo preguntando lo mismo, después del Grado ¿qué hago?.  Y es que e entrado en una fase donde todo son dudas, pero hay algo que tengo clarísimo: para ser un buen profesional no hace falta tener un máster, hay que tener ganas de hacer cosas que aporten en el cambio y transformación social. 

Yo, sin apenas experiencia no debería entrar tan pronto en la investigación y es más, para investigar debería ser necesario tener experiencia previa no sólo a nivel profesional sino a nivel personal, porque la Educación Social implica mucho más que realizar programas de intervención socioeducativa (redordad que es un compromiso con las personas y como tal se debe trabajar desde la cercanía con ellas). No sé si sería ético empezar a realizar hipótesis o a publicar artículos sin una amplia experiencia. Hoy en la presentación del libro "Historias de la Educación Social en Almería. 30 años de experiencias de una profesión" estaban todos los autores que lucharon y luchan por la profesión y que hoy representan la historia viva de la Educación Social en Almería. Debemos tener en cuenta que estas experiencias han servido de base para la profesionalización y para la creación de la antigua Diplomatura (y actualmente Grado de Educación Social). Sin todas esas personas que han luchado durante estos años, como bien se decía en la presentación del libro, no habría sido posible la creación y la implantación del Grado en la Universidad de Almería y en las demás Universidades Públicas Andaluzas en las que está implantado. 

Y yo me pregunto, ¿De qué sirve un máster si a la hora de la verdad no sabemos qué funciones ni cómo afrontar la realidad social fuera de la Universidad?

En mi opinión, la Universidad tiene un problema, y es que tengo la sensación de que la Universidad se ha quedado aislada de esa realidad social. ¿Que se necesita más educadoras y educadores sociales que se animen a investigar? Por supuesto, faltaría más, pero, desde mi punto de vista, esa investigación si está basada en experiencias personales y profesionales enriquecería ya no sólo las materias que se imparte en la Universidad, sino también nuestra formación como educadoras y educadores sociales.

Yo no me considero aún profesional (ya no sólo que no sea titulada, sino que tampoco tengo la experiencia suficiente como para serlo) y creo que sería muy prematuro empezar a investigar sobre la Educación Social sólo basándome en la teoría obviando las experiencias personales y profesionales en cualquier campo de intervención. Tampoco me considero que yo sea el futuro de la profesión, el futuro está en aquellas personas que se están formando para ser educadoras y educadores sociales y que muy posiblemente puedan aportar mucho más que yo en el desarrollo de la profesión (y es más yo tan solo escribo posts sobre Educación Social en este blog). 

En conclusión, una investigación más cercana a la realidad que a la teoría no sólo beneficia al presente de la profesión, sino también a su futuro desarrollo.

No hay texto alternativo automático disponible.

PD: Si queréis conocer el desarrollo histórico de la Educación Social en Almería con más profundidad os recomiendo el libro.