domingo, 5 de noviembre de 2017

¿Por qué sigue siendo necesaria una Educación Social Feminista?


Últimamente están saliendo muchos casos de acoso y abuso sexual en Hollywood y siempre sale alguien que dice: "Bah, esto es un montaje, es una mentira para relanzar su carrera, etc..." Como si la víctima buscara un interés económico en denunciar dichos abusos. Pues no, las víctimas NO buscan un interés económico o profesional, lo que buscan es que esto no quede impune. 

Por desgracia es una muestra de que aún seguimos en una sociedad heteropatriarcal donde los abusos y las agresiones sexuales hacia las mujeres están a la orden del día. Día sí y día también conocemos casos, ya no sólo en el cine, sino en la mayoría de los sectores de la sociedad. Según el Ministerio del Interior, una mujer es violada en España cada 8 horas. Y en este año 42 mujeres fueron asesinadas por sus parejas. La violencia de género es una lacra contra la que debemos acabar desde muchos frentes, pero en uno de ellos hay que hacer un especial hincapié: en el de la educación.

Insisto, la coeducación no sólo se debe aplicar en la educación formal, no olvidemos la educación no formal e informal, sobre todo la última, ya  que los medios de comunicación, las familias y los grupos de iguales  transmiten unos mensajes y unos valores que pueden influir en la propia persona, eso que se llama socialización. Es importante incidir sobre todo en la socialización primaria y la transmisión de los valores de igualdad y respeto al individuo, no podemos obviar que la socialización primaria es donde la familia tiene un papel primordial en la transmisión de determinados valores, por lo que la educación en igualdad debe empezar primero en la casa. En cuanto a la socialización secundaria la coeducación debe continuar añadiendo más contenidos a la socialización primaria, por ejemplo: en la asignatura de Historia incluir personajes femeninos destacados que fueron determinantes en cada época, o en la asignatura de Literatura hablar de las que fueron llamadas "Las Sinsombrero" que fueron aquellas mujeres que pertenecían a la generación del 27 que nacieron entre los años 1898 y 1927, y que sin duda nos dejaron un legado de mucho valor en la literatura española que por desgracia no aparece en ningún libro de texto de Literatura. 



O también nombrar la contribución que hicieron las mujeres en diversos campos de las ciencias como Marie Curie (en física), Hipatia de Alejandría, María Gaetana Ignesi (en matemáticas)  o Janet Taylor (astronomía) entre otras tantas mujeres que por desgracia se han olvidado en los libros de texto.

Eso desde la perspectiva de la educación formal y escolar ( desde el curriculum). Desde una perspectiva social la sociedad aún no es consciente de que la violencia de género sigue muy presente, aunque no nos demos cuenta. No somos conscientes de que aún nos comportamos de manera machista cuando juzgamos a otra mujer por su forma de vestir o intentamos justificar las agresiones sexuales sólo por la forma de vestir. Sí, todo esto ocurre todavía, en pleno siglo XXI.

Ayer en un programa de la 1 de TVE, el columnista Salvador Sostres decía que "el acoso sexual es  subjetivo". Me pregunto ¿desde cuándo un tocamiento o un piropo sin consentimiento es subjetivo?. 

Por todo esto, sigue siendo necesaria una educación social feminista que haga ver a la sociedad la realidad en la que el machismo y la misoginia aún predominan en muchos ámbitos para que pueda haber un cambio en dicha realidad. 

Por cierto desde el 8 de noviembre hasta final de año las mujeres trabajan gratis, al menos en lo que ha dado ha conocer la Comisión Europea en cuanto a la brecha salarial. Por desgracia esto es un hecho demostrado por todas las instituciones y que se debe seguir luchando por lo más justo. 

Entonces, ¿Siguen preguntando por qué sigue siendo necesario el feminismo? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario