lunes, 19 de febrero de 2018

Educación Social: Justicia Social y Derechos humanos


Hoy es el Día Mundial de la Justicia Social. La Educación Social, como derecho de la ciudadanía no se puede concebir sin el principio de Justicia Social, es más, toda actuación socioeducativa debe estar sujeta al principio de Justicia Social. 

La caridad sólo genera más desigualdad y más violencia social hacia aquellos colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social, por lo que valores como la empatía y la solidaridad son esenciales en la Justicia Social. 

Se debe garantizar el bienestar social de las personas siempre respetando su dignidad y aceptando a diversidad que hay en la sociedad mediante el respeto. Una sociedad sin respeto y que no reconoce la diversidad no es una sociedad justa, es más es una sociedad discriminatoria. Todas las personas tienen derecho a participar en la sociedad y en todos los asuntos en los que les afecta, por lo que la Educación Social debe garantizar las herramientas y medios necesarios para promover dicha participación activa de las personas, garantizando así la igualdad de oportunidades. 

Las educadoras y los educadores sociales debemos ser políticamente activos si de verdad queremos y apostamos por garantizar el bienestar de las personas, ya que la participación política es un medio muy potente para dar voz a aquellos que no la tienen, y por tanto la lucha por un Estado del Bienestar puede ser efectiva. No podemos tolerar ni permitir que se menoscaba la dignidad de las personas en favor de unos poderes que tienen intereses puramente económicos o materiales, porque si no estaríamos permitiendo la vulneración flagrante de derechos humanos; y eso va en contra la esencia de la Educación Social como una profesión generadora de cambios sociales que favorece la defensa de los Derechos Humanos. Por tanto, la caridad jamás puede ser un medio para conseguir la igualdad de oportunidades para las personas, la Justicia Social debe primar sobre todos los interese de algunos poderes que sólo quieren dividir y crear una sociedad desigual. 

Finalmente quiero decir que ante todo debemos ser especialmente críticos con las actitudes caritativas que lo único que consiguen es mermar la dignidad de las personas a las que van dirigidas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario