Desde la Educación Social se defiende la Diversidad

 Hoy 28 de junio, se conmemora un día de lucha; un día para reivindicar que las personas podamos ser como somos sin tener que soportar discursos de odio de los sectores más reaccionarios. Aquellas personas que iniciaron las revueltas en Stonewall Inn fueron dos personas trans que ya estaban hartas de tanta persecución hacia el colectivo LGTBIQA+. Esas dos personas fueron: Masha P. Johnson y Silvia Rivera.

La revuelta en Stonewall Inn supuso un antes y un después en el avance en los derechos humanos. Hoy, más que nunca es necesario seguir recordando, porque sin darnos cuenta, estamos retrocediendo.

La semana pasada el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó el derecho al aborto abriendo la puerta a su prohibición en los Estados que conforman EEUU. De hecho, son 12 Estados los que han confirmado que van a prohibir el aborto. ¿Quién dice que no puede pasar lo mismo con los derechos del colectivo LGTBIQA+? Hay personas que creen que el feminismo es solo de mujeres y para mujeres cis blancas europeas, sin darse cuenta de que los derechos de las personas LGTBIQA+ están íntimamente relacionadas con los derechos de las mujeres y, por tanto, con el feminismo. 

Ayer, en el Consejo de Ministros se aprobó la Ley de igualdad LGTBI y Trans. A mí parecer insuficiente, porque deja fuera a colectivos como las personas trans migrantes, menores y personas no binarias en su reconocimiento al acceso a los derechos que les otorga la Ley. 

Algunos sectores reaccionarios mal llamados "feministas" (en realidad TERFs: Trans- Exclusionary Radical Feminists. Y no, la palabra TERF no es un insulto) están llamando al boicot a esta Ley. Sin embargo, lo único que está haciendo este sector es sembrar odio hacia el colectivo LGTBIQA+, porque en este sector no solo sale a relucir la transfobia, también la bifobia, la homofobia, la lesbofobia y la acefobia están muy presentes en sus proclamas. 

El feminismo no es un espació de exclusión. No puede excluir a nadie que pueda estar oprimide. Y desde la Educación Social debemos seguir reivindicando un feminismo en el que todas y todes estemos presente en una misma lucha: contra el sistema cisheteropatriarcal, que es el principal responsable de las violencias machistas y de la LGTBIfobia.

Y recordad: si les quitan derechos a unes, nos los quitan a todes, porque no son un regalo; son un fruto de décadas de lucha y de conquistas que costaron muchas vidas. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

Los técnicos de Integración Social NO son Educadores Sociales, son Auxiliares

Un mensaje para Fernando Simón

La Educación Social ¿Qué es?