Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Justicia Social

Hoy, 20 de febrero es el Día Mundial de la Justicia Social y en medio de una pandemia hay que destacar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible van en la dirección de la Justicia Social. Pero me pregunto, ¿estamos cerca de cumplirlos? Sólo hay que ver si los países más pobres pueden acceder a las vacunas contra el Coronavirus o a cualquier otra. La salud NO puede ser un negocio. También hay que ver si en esos países hay una educación a la que todos los niños puedan acceder. La Educación es un agente que puede generar el cambio y la transformación social que el mundo necesita y, por desgracia, no en todos los países del mundo pueden acceder a ella. Otro objetivo, para mí importante es el de la lucha contra la pobreza. Este objetivo, por desgracia se va a dejar de lado, puesto que ahora nos preocupa que nos vacunemos toda la población de los países desarrollados, ignorando que en los países más pobres el Coronavirus está haciendo estragos, eso sí es un auténtico desastre humanitario. Y los objetivos fundamentales son los que están relacionados con el medio ambiente. Esta pandemia tiene relación con el estado de salud del planeta. El hecho de cómo estamos destruyendo los diferentes ecosistemas contribuyen a la aparición de virus que provocan pandemias como la que hay ahora. Nuestro estado de salud también está relacionado con el modo en el que utilizamos los recursos naturales, y desde luego no es que los utilicemos, es que lo estamos destruyendo. Y esta pandemia no va a ser la última, habrá más y más extendidas por el mundo si no cambiamos de actitud con nuestro planeta. Todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible no sólo contribuyen a que pueda haber más justicia social, sino también puede mejorar la calidad democrática. Hoy, día mundial de la justicia social, hay que recordar que sin justicia social no hay democracia 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los técnicos de Integración Social NO son Educadores Sociales, son Auxiliares

Un mensaje para Fernando Simón

Vuelvo a insistir, no son menas SON NIÑOS