La Educación Social a favor de los derechos de las personas trans y de una Ley que garantice sus derechos


En primer lugar, afirmar que el origen de las opresiones hacia la mujer es en base al sexo es rotundamente FALSO. Básicamente, porque si nos basamos solo en características biológicas entonces estamos diciendo que los genitales son base de la opresión, cuando no es así. No podemos estar examinando los genitales de cada mujer para determinar si una está más oprimida que la otra. Las mujeres cis y trans sufren la opresión patriarcal porque SON mujeres. 

Vamos a diferenciar entre SEXO (características biológicas y fisiológicas) y GÉNERO (características culturales). Esta diferencia es básica en feminismo, por tanto una mujer cis y una mujer trans pueden sufrir las opresiones del sistema patriarcal. Salvo por una cosa, las mujeres trans sufren por partida doble dicha opresión patriarcal ( por el hecho de ser mujer y de ser trans). 

Está claro que el concepto de ¨mujer¨ es un concepto social muy complejo y sobre todo, está construido sobre unos estereotipos y roles impuestos por el sistema patriarcal. Por tanto decir que las mujeres están oprimidas por el mero hecho de ser mujeres significa que están oprimidas en base al GÉNERO. Otra cosa muy distinta es la división sexual del trabajo, pero no es incompatible con esta idea de la opresión. 

Utilizar la ablación o mutilación genital femenina para lanzar discursos tránsfobos es muy reprochable ya que se utiliza una aberración como esta para construir un discurso de odio contra un colectivo muy vulnerable y que precisamente en esos países donde se practica esta aberración, las personas trans son perseguidas porque ser LGTBIQA+ es delito. Y como educadoras sociales debemos tener mucho cuidado, sobre todo en estos tiempos en los que la LGTBIfobia campa a sus anchas por nuestra sociedad. Se puede denunciar la aberración de la mutilación genital femenina, pero no la utilicemos como un arma arrojadiza contra otras personas vulnerables. 

Es por ello, que para combatir la transfobia la Educación Social como un derecho de la ciudadanía debe reconocer los derechos de las personas trans, incluida la de la autodeterminación de género, como un elemento importante para la dignidad y la igualdad que merecen las personas trans, que a lo largo de la historia más reciente han demostrado ser un colectivo que ha tenido que pelear más por sus derechos. Desde la Educación Social apoyamos una Ley Trans que reconozca también a las personas no binarias, a les menores trans y a las personas trans migrantes, porque creemos que estos derechos deben ejercerse de manera universal. Defender la autodeterminación de género es defender las recomendaciones de la ONU acerca de los derechos de las personas trans, por tanto, estos derechos no va a perjudicar a la sociedad, y mucho menos van a borrar a las mujeres cis. 

La LGTBIfobia también es una opresión patriarcal, al final todo viene del mismo patriarcado que oprime a aquellos colectivos que salgan de las normas impuestas por este sistema. No debemos caer en la trampa de dividir a las mujeres ni las opresiones, porque al final el patriarcado es TRANSVERSAL, y por ello, un feminismo TRANSVERSAL puede acabar con el patriarcado. 

Os recomiendo un hilo interesante de Ángel González acerca de la violencia contra el colectivo LGTBIQA+: https://twitter.com/AngelLestat666/status/1420470443929214979


Y sí, la Educación Social está a favor de los derechos de las personas trans y de una ley que garantice sus derechos. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los técnicos de Integración Social NO son Educadores Sociales, son Auxiliares

Un mensaje para Fernando Simón

Vuelvo a insistir, no son menas SON NIÑOS