sábado, 19 de mayo de 2018

¿Por qué tengo la sensación de que sobro en este país?



Tengo la extraña sensación de que yo, como persona joven sobro en este país. No es por nada, pero ni las actuales políticas de empleo juvenil, ni las políticas sociales y medidas para incentivar la participación de los jóvenes en este país están siendo efectivas. No hay más que ver el caso del Consejo de Juventud de Andalucía en estos últimos años. Es una pena que a los jóvenes se nos relegue o no nos escuchen lo suficiente para poder proponer medidas alternativas para acabar con la temporalidad y la precariedad del empleo juvenil. El propio Gobierno piensa que con las medidas actuales para incentivar el empleo juvenil está salvando a los jóvenes del desempleo y de la pobreza. Nada más lejos de la realidad lo que pasa actualmente es que tener un empleo no te garantiza de salir de la pobreza ni te da los suficientes recursos para la independencia económica. 

El mercado laboral exige a los nuev@s titulad@s una experiencia que no tienen, dificultando así el acceso a un puesto de trabajo y relegando a l@s jóvenes a puestos de becarios trabajando gratis y en condiciones pésimas y precarias. Much@s jóvenes investigadoras e investigadores se tienen que ir a otros países porque en este país investigar cada día es más difícil teniendo en cuenta los recortes brutales que sufren la I+D por parte del Gobierno.

No podemos acceder a un puesto de trabajo, no podemos acceder a una vivienda, en muchas ocasiones los jóvenes trabajan gratis como becarios... ¿Qué quieren de nosotr@s en una situación así? Mientras mucha gente piensa que los jóvenes somos afortunad@s porque vivimos mejor que nuestros padres o abuelos... Yo no sé que decir, en esta situación mucho me temo que nos ha tocado vivir peor que generaciones anteriores. Otros piensan que los llamados "ni-ni" españoles (los que según las personas que piensan que son los que no quieren trabajar ni estudiar) superan la media de la UE cuando no es así, sino que los ni-ni son los que no PUEDEN trabajar ni estudiar.

Me replanteo esta pregunta para reflexionar: si no nos dejan participar y tampoco escuchan las propuestas de los jóvenes en temas y asuntos que más nos afectan ¿no es normal que pensemos que los jóvenes sobramos en este país? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario